CALETA OLIVIA.- La filial local de la ADOSAC repudió enérgicamente el desalojo en la madrugada de ayer del enfermero Manuel Piris quien cumplía 22 días de huelga de hambre frente a Casa de Gobierno, y de otros tres trabajadores de la Salud. En una solicitada el gremio de los maestros consideró «inadmisible que hayan organizado el procedimiento policial en horas de la madrugada, en la oscuridad, agazapados, como si los compañeros fueran peligrosos delincuentes».