RÍO TURBIO.- Médicos de los hospitales de la Cuenca repudiaron los dichos del diputado Matías Mazú, quien en la última sesión legislativa los acusó de no querer trabajar. Ayer vecinos autoconvocados por la salud pública realizaron una asamblea virtual en la que criticaron al legislador del Frente de Todos: «No sabe ni cómo funciona el hospital», respondieron los médicos durante una asamblea virtual con vecinos de la Cuenca en la que Mazú fue cuestionado por sus dichos.

Durante la sesión del jueves pasado el diputado Matías Mazú se refirió de un modo descalificador a la tarea de los médicos que cumplen funciones en los hospitales de la Cuenca Carbonífera: «La mayoría está, el problema es hacerlos trabajar», afirmó el legislador ante un pedido de la oposición para que el ministerio de Salud atienda el reclamo de vecinos autoconvocados de Río Turbio y 28 de Noviembre por la falta de profesionales en las localidades.

El audio con las expresiones del diputado Mazú

Las palabras del diputado y presidente del bloque del Frente de Todos, impactaron directamente en el seno del colectivo Vecinos Autoconvocados por la Salud Pública de la Cuenca quienes estaban siguiendo la sesión por facebook live.

Publicidad

Publicidad

Las reacciones a los dichos del legislador se pusieron de manifiesto el día siguiente en la asamblea virtual que realizaron los autoconvocados con la participación de los médicos aludidos por Mazú. «“Vergonzoso, no tienen la más pálida idea de lo que sucede en el hospital», señaló el dr Diego Molina quien trabaja en el hospital de Río Turbio.

El médico comentó que los trabajadores de la Salud ya venían advirtiendo a las autoridades el faltante tanto de equipos como de profesionales, «nuestros reclamos son legítimos y necesarios para mejorar la salud», y recordó que estuvieron mucho tiempo sin poder realizar imágenes tomográficas, «hace poco arreglaron el equipo digital, porque estábamos revelando a la antigua rogando que no se rompa un equipo que nos habían prestado de otra localidad», detalló.

El dr Molina contó que “cuando vino la gobernadora antes de su primer mandato yo le pedí que por favor traiga un tomógrafo”, e hizo hincapié en las ventajas de contar con un aparato de imágenes, no solo para la atención del paciente ya que se evitan los riesgos de una derivación, Ssino que «a larzo plazo es un ahorro importante de dinero», señaló.

Lejos de reconsiderar sus manifestaciones contra los médicos de la cuenca, el diputado Matías Mazú las ratificó durante una entrevista por FM Tiempo, adonde además recordó que hace unos meses la provincia contrató «14 médicos que costaron 10 millones de pesos», ponderando el esfuerzo presupuestario del gobierno destinado a atender la Salud en medio de la pandemia por el Covid-19.

Durante la asamblea de vecinos y trabajadores de la salud, confirmaron que a la cuenca llegaron 14 profesionales, la mayoría enfermeros, pero “no sabemos cuánta plata gastaron nos parece una barbaridad 10 millones de pesos”, señalarón.

Explicaron que «muchos profesionales vienen y se van, no se los estimula para que se queden. Tampoco uno quiere que le den todo gratis y lo llenen de aplausos, pero un estímulo tiene que haber para el profesional que se desarraiga de su lugar y se viene a radicar aquí», reclamaron durante la asamblea que fue transmititda por FM Tiempo de Río Turbio.

Otra de las profesionales que habló fue la dra Silvia Lapp, quien destacó el esfuerzo que hacen sus colegas y puso como ejemplo a los pediatras quienes, «se van a una derivación y cuando vuelven al hospital siguen de guardia», ejemplificó.

Tanto en la asamblea virtual como a través de llamados telefónicos durante la transmisión por FM Tiempo, los vecinos brindaron su reconocimiento a los médicos y repudiaron las expresiones del legislador rioturbiense, “son una falta de respeto”, expresaron, «los médicos que vinieron acá hacen un gran sacrificio”, insistieron.

Por su parte el doctor Carlos Baeza, señaló «somos cuatro médicos en Terapia Intensiva Covid que también trabajamos en clinica general», manifestó, «es muy desgastante hablar siempre de política en el hospital cuando nuestra prioridad son los pacientes”, señaló.

Baeza se refirió a su situación, «con mi señora somos de Buenos Aires donde cuando uno deja el hospital se va a su casa y se olvida de su trabajo, acá uno es médico las 24 horas del día”, añadió, y puso de manifiesto «la carga emocional que esto conlleva por el vínculo con el paciente por tratarse de una comunidad chica», indicó: «Cada fallecido lo hemos sufrido como si fuera un familiar nuestro«, sintetizó Baeza.

Destacó que si bien «estos comentarios duelen» en relación a los dichos de Mazú, «por suerte los vecinos nos reconoce, la gente ve el sacrificio eso para nosotros también es importante», remarcó.

Sobre el final el dr Rodrigo Salemi, quien reside en Buenos Aires pero se desempeñó en el hospital de Río Turbio, puso una cuota de emotividad a la reunión cuando pidió un reconocimiento para todos los colegas y todo el personal sanitario, yo sé lo dificil que es vivir allá porque mi viejo está enterrado allá», comentó y recordó que el hospital llevaba el nombre de Doctor José Alberto Sanchez en honor a un médico que estaba 24 horas al servicio de la comunidad”.

Luego relató una experiencia personal que vivió con el dr Sanchez cuando, «un domingo a las 10 de la noche él me sacó una espina con la que me había atorado comiendo pescado”, afirmó.

Luego volvió a reconocer al personal de Salud, «yo los quiero aplaudir a ustedes, muchas gracias y para adelant” cerró su participación visiblemente emocionado el dr Salemi.

Una vecina de nombre Miriam, hizo una referencia a al respeto como un valor “que viene desde casa, una lástima que tengamos un diputado que desvalorice las profesionales de la gente”, sostuvo, tras lo cual recordó “acá se fueron 3 vecinos por el Covid”, acá no hay remis ni colectivos por eso necesitamos una ambulancia que esté las 24 horas disponibles», reclamó.

«Teníamos la esperanza de que se conecten autoridades sanitarias y políticas pero no lo hicieron», informó la moderadora de la asamblea virtual.