RÍO GALLEGOS.- Una réplica del vapor Villarino será emplazada en el mástil central de la ciudad para homenajear al primer buque de la Armada Argentina y la embarcación que repatrió los restos del general José de San Martín desde Francia.

El mástil central de la capital provincial cambiará su fisonomía ya que en el lugar sel municipio construirá una réplica del vapor Villarino, el primer buque de la Argmada Argentina y el que repatrió desde Francia los restos del General José de San Martín en marzo de 1880.

Natalia Quiroz, Directora General de Obras de la Secretaría de Obras Públicas y Urbanismo, dijo que “lo que estamos haciendo es poner en valor todo ese sector” y explicó que “decidimos montar una réplica del Vapor Villarino, construyendo la popa y la proa y teniendo en cuenta que dicha embarcación representa mucho de la fundación de nuestra ciudad”.

Añadió que la réplica se va a hacer de una estructura metálica y hormigón armado, resaltando que “no vamos a intervenir ni tocar los mástiles, solo van a tener el mantenimiento que precisan quedando en el mismo lugar, y el barco va a tener un ingreso para que se pueda seguir haciendo el izamiento en forma habitual”.

La obra se hará enteramente por personal municipal y busca combinar dos aspectos muy importantes para los riogalleguenses: el tradicional Izamiento y el barco que fue fundamental para el crecimiento de la ciudad.  Continuamos compartiendo los trabajos que se realizarán en la Avenida San Martín.

Desde el municipio informaron que ya comenzaron los trabajos de armado de la estructura que emula la proa y la popa del barco.

Una vez finalizadas las obras, el lugar será acondicionado para que vecinos y turistas puedan visitarlo.

Historia

El Vapor Villarino fue el primer buque de la Armada Argentina, construido en Inglaterra y botado en 1879. Se trata de la embarcación que trajo desde Francia los restos del General San Martin en 1880. En marzo de 1899 naufragó en las Islas Blancas, en Bahía Camarones, donde aún permanecen restos del buque.

En abril de 1880, el transporte naval «Villarino» hace su viaje inaugural al puerto de El Havre. El día 21, Mariano Balcarce entrega los restos del general San Martín al capitán del buque para su embarque y traslado a la República Argentina.