RÍO GALLEGOS.- La justicia aceptó como querellante al enfermero Sebastián Barrientos quién fue agredido por policías durante un procedimiento de tránsito y en el interior de una comisaría. También se conoció que el gobierno radicó una denuncia contra el enfermero por resistencia a la autoridad y por haber agredido a los policías, confirmando de esta manera la versión oficial original de que el trabajador de la salud se autolesionó provocándose las heridas que luego certificaron los médicos.

Finalmente la justicia aceptó como querellante al enfermero Sebastián Barrientos agredido por policías durante un procedimiento de tránsito luego del cual lo condujeron a la Comisaría Sexta donde según el trabajador de la salud, los uniformados continuaron golpeándolo provocándole lesiones en el rostro, las piernas y en una vértebra lumbar.

La denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público; privación ilegítima de la libertad; y vejaciones y apremios ilegales, agravado por trato discriminatorio había sido radicada el 24 de junio por el abogado del enfermero el dr Javier Stoessel quien ante la falta de respuestas ayer había presentado un pronto despacho.

También hoy la querella fue notificada del inicio de una causa contra sebastian barrientos por lesiones leves y resistencia a la autoridad. De este modo el gobierno confirma su postura inicial abonando la versión de los policías intervinientes en el hecho que sostiene que el enfermero se provocó solo las lesiones en el rostro, sus piernas y la lesión lumbar que fueron certificadas por los médicos.

Publicidad

Publicidad

Esta acusación fue negada por al abogado Stoessel «él ingresó esposado a la seccional sexta, y fue abandonado en el hospital con una fractura de vértebra lumbar. Desde el inicio, se tiene por acreditado la violación del deber de seguridad por los responsables de la comisaria, que hoy siguen ejerciendo sus cargos», señaló a Winfo Santa Cruz.