ZONA NORTE-. Cabinas individuales con sanitizantes propios, sistemas rotativos de ingreso, circuitos de circulación diferenciados, medidor de temperatura automatizado, y un sistema de desinfección total con sensores de movimiento, son algunos de los dispositivos que se pusieron en marcha desde la Mutual 12 de Septiembre del Sindicato Petrolero, para el regreso a las aulas de los alumnos de las Escuela del Viento en Pico Truncado y Las Heras.

El lunes se cumplió con el retorno de las clases de manera presencial en la Escuela del Viento, institución modelo promovida desde la Mutual «12 de Septiembre» del sindicato Petrolero en Pico Truncado y Las Heras, para fortalecer las alternativas educativas a nivel provincial. Y lo llevaron adelante con la puesta en marcha de un protocolo preventivo único en el país, para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

Las aulas fueron equipadas con cabinas individuales para cada alumno, con sanitizantes propios para que no haya intercambio con los compañero, en tanto cuenta con sistemas rotativos de ingreso -para evitar aglomeración de alumnos-, circuitos de circulación interna señalizados y diferenciados para padres y alumnos, y modernos sistemas de medición de temperaturas y de desinfección automatizado, con sensores de movimiento que permiten prescindir del contacto a los niños, y sanitizan no sólo sus manos, sino también sus pertenencias.


“Nos pone muy contentos que los chicos puedan volver a las aulas” detalló Claudio Vidal, presidente de la Mutual y secretario general del gremio petrolero, promotor de estas escuelas y consideró que la educación «es la base del futuro que todos queremos», a través de un comunicado de prensa.

Publicidad

Publicidad

El gremialista destacó que, gracias a una temprana incorporación de los elementos informáticos y digitales, la Escuela del Viento tuvo una transición mucho más fluida para la implementación de las clases virtuales, durante los periodos más complejos de la pandemia en tanto que desde hacía varios meses, esta institución ya se encontraba preparada para el retorno de la presencialidad, con lo que ellos consideran «un protocolo preventivo único en el país«.