CABA.- La parrilla NK Ateneo fundada hace 4 años en Río Gallegos por Rudy Fernando Ulloa Igor en homenaje a su amigo Néstor Kirchner, inauguró su primera sucursal en San Telmo, uno de los barrios más cotizados y de mayor atractivo turístico en la Capital del país.

El NK Atenero nació hace 6 años en Río Gallegos como un ámbito de encuentro político cultural temático a instancias de Rudy Ulloa Igor, el amigo y compañero de ruta del expresidente Néstor Kirchner.

Rudy Ulloa, es mucho más que el chofer de Néstor Kirchner como se lo suele mencionar en la prensa central desde que el exgobernador de Santa Cruz exportó el «kirchnerismo» al ámbito nacional. A comienzo de los 80 Rudy fue cadete en el estudio de abogacía de Néstor y Cristina Kirchner de calle 25 de Mayo a 150 metros de Avenida Julio A. Roca, la arteria principal de la capital de Santa Cruz que a partid del fallecimiento de Néstor Kirchner fue rebautizada con su nombre.

Militante fiel y con «tropa propia» forjada en el Barrio Del Carmen uno de los más populosos de Río Gallegos, Rudy fue uno de los pilares en el esquema fundacional del Frente Para la Victoria que catapultó a Néstor Kirchner a la cima del poder desde que accedió a la intendencia de su ciudad hasta que el hombre de los mocasines y la birome bic llegó a la Casa Rosada.

Aquel pasado de Rudy explica porqué luego de la muerte del líder del FPV en octubre de 2010, el ex canillita del diario La Opinión Austral se transformó en la persona que más se preocupa en mantener vivo el recuerdo de quien fuera su jefe y amigo.

En julio de 2015, en la sede de lo que fue su diario “El Periódico Austral” en calle Alvear, abrió el café literario “NK Ateneo” que prometía continuar el espacio político que fundó Néstor Kirchner en los albores de los años ´80. Su inauguración en julio de 2015 fue a todo vapor: participó del evento la fórmula presidencial del Frente para la Victoria, FPV, Daniel Scioli y Carlos Zannini, y el lídel de La Cámpora, Máximo Kirchner, así como funcionarios nacionales y provinciales, según consignó el diario La Nación.

Dos años después el emprendimiento dio un vuelco de 180 grados y mutó en un restaurante-parrilla cuya carta ofrece matambres y cortes de cordero patagónico y otras delicias culinarias, aunque no abandonó el espíritu ni la liturgia kirchnerista que le dio origen.

Un sector del extenso salón está preservado como museo que guarda imágenes y objetos de Néstor Kirchner acompañados por frases de los incontables discursos que pronunció a lo largo de sus más de tres décadas de actuación política.

Desde el momento en que ingresa al restaurante, el cliente se sentirá inmerso en el universo K. Bajos los títulos “Primero Santa Cruz”, el lema local del FPV, o “Intendencia Kirchner 1987” se agrupan los recuerdos, las fotos de Cristina y Néstor Kircher, cuadros y posters hasta la infinidad. Hasta la parca marrón de cuero, atuendo habitual de Kirchner aparece guardado en una vitrina con la aclaración de que fue la usada durante la campaña de 1987.

El negocio de Rudy se expandió hacia uno de los lugares más glamorosos de Buenos Aires.

Hace una semana el NK Ateneo inauguró su primera sucursal y fue nada menos que en San Telmo, en calle Carlos Calvo 357. Se trata de uno de los barrios más cotizados y de mayor atractivo turístico en la Capital del país. La oferta es similar a la de su casa matriz en Gallegos, Parrilla-restaurante y café, todo inmerso en un océano de iconografía K con personajes, objetos y frases de discursos que poblaron su intensa trayectoria política.

El NK Ateneo, una firma familiar

Fundada en 2017 Rudy Ulloa gerencia la parrilla a través de “Alma Sur”, una SRL fundada en 2015 junto a su entonces esposa Jessica Uliarte con un capital inicial de 250 mil pesos. El objeto social era el servicio de expendio de comidas y bebidas, espectáculos públicos, venta de artículos al por menor, como también a la instalación, explotación y administración de polirrubros, supermercados, y autoservicios, entre otros rubros.

La fachada de la parrilla de Ulloa, en Río Gallegos
La fachada de la parrilla NK Ateneo, en Río Gallegos

En el primer piso está recreado un balcón de la Casa Rosada, hay estantes con libros de la Patagonia Rebelde de Osvaldo Bayer, ejemplares de la Ley de Comunicación Audiovisual y estatuas por doquier.