SANTA CRUZ.- La diputada nacional Roxana Reyes responsabilizó al gobierno por las patologías que van a generarse en los niños y jóvenes por la falta de presencialidad, entre las cuales citó la obesidad y las adicciones. Denunció que los recursos del estado no llegan a las escuelas. Fue durante una recorrida por establecimientos de Caleta Olivia y Puerto Deseado.

La diputada nacional y candidata a la reelección, Roxana Reyes, recorrió escuelas de la provincia, y calificó de «lamentable» la falta de inversión: «saquearon la educación y así condenaron a nuestros hijos», consideró.

La legisladora recordó que desde su gestión viene bregando «para que los pongan en condiciones y les den equipamiento y capacitación para los docentes», precisó. La Dra. Reyes recorrió escuelas en Caleta Olivia y Puerto Deseado.

Denunció que «muchas obras no se realizaron y hay graves problemas edilicios. Asimismo advirtió sobre la necesidad de llevar a cabo acciones concretas para mitigar los otros daños que dejan tantos meses sin clases», afirmó.

Los efectos de la presencialidad

«Estamos muy preocupados por las consecuencias de la falta de presencialidad y los efectos de la postpandemia, como el sobrepeso, las adicciones y otros tipos de patologías que se van a generar en la niñez y la juventud en la medida que no se tomen decisiones inmediatas importantes”, remarcó la diputada.

Otro de los aspectos que cuestionó fue la falta de conectividad en la provincia que repercutió en la falta de acceso a las clases virtuales de una parte de la población estudiantil: «Hablan de un proceso de aprendizaje acompañado pero las escuelas no tienen internet y los docentes no tienen capacitaciones», señaló.

Hay muchos establecimientos sin calefacción y aulas que no están en condiciones. Nadie sabe qué hicieron desde el Gobierno en todo este tiempo porque las escuelas siguen destruidas», sostuvo Reyes.

La Diputada Nacional lamentó la falta de información pública y de transparencia en la gestión del Gobierno Provincial: «El Gobierno esconde los datos, como si así fueran a tapar lo que pasa. No muestran información, ni estadísticas ni nada. No publican datos ni quieren contar lo que pasa en las escuelas. Hemos presentado denuncias, pedidos de informes y tratamos por todos los medios pero el Gobierno sigue cerrando puertas, haciendo silencio y mirando para otro lado», enfatizó.