SANTA CRUZ.- El ministro de Trabajo aseguró que la provincia garantiza que no habrá despidos de choferes de las empresas que prestan servicios para las represas, y ofreció abonar parte del salario. Respecto de la falta de renovación de los contratos de la UTE con las transportistas dice que deben negociarlos entre las partes.

Durante la primera jornada de protesta de los choferes de las represas frente al Ministerio de la Producción, el gobierno garantizó a los trabajadores que no habrá despidos, y les ofreció abonarle una parte del salario mientras dure el conflicto. Respecto a la falta de renovación de los contratos entre la UTE y los Transportistas, el gobierno sostiene que es una cuestión que deben negociar las empresas.

«Nos ofrecen una ayuda económica de un Plan Santa Cruz Crece de 30 mil pesos y que el resto del sueldo lo paguen las empresas, pero si no tienen contratos y no hay trabajo cómo van a hacer para pagar», señaló a Winfo Santa Cruz Roberto Bucarey del gremio UCRA.

Añadió que el gobierno «no se preocupa por las empresas Pymes que se están fundiendo y por los 250 compañeros que se están quedando sin trabajo», afirmó.

En agosto el gobierno nacional amplió en $17.290 millones el presupuesto para obras hidroeléctricas en ejecución en el país, entre las cuales están las represas sobre el Río Santa Cruz. La inyección de fondos se da en medio de inconvenientes económicos en la obra a raíz de que China suspendió en envío de fondos para financiar la megaobra cuyo costo es de 4.700 millones de dólares.  

La llave para destrabar el conflicto es la renovación de los contratos entre la UTE, Represas Patagonia, y las empresas de transporte.

Desde junio de este año cuando se vencieron los contratos, los transportistas están pidiendo la renovación de los contratos para poder seguir funcionando y de ese modo cumplir con los salarios de sus empleados.

En junio las empresas transportistas que prestan servicios externos e internos en las represas hidroeléctricas junto a los choferes iniciaron el reclamo por el pago de las prestaciones que para ese entonces acumulaba 6 meses de retraso. Los choferes bloquearon el ingreso a las represas y viajaron hasta Río Gallegos para apostarse con los colectivos estacionados frente a la Casa de Gobierno.

Luego de 9 días de conflicto, lograron un acuerdo en la sede del ministerio de la Producción del que participaron los representantes de la UTE Represas Patagonia que incluyó el pago de la deuda de seis meses que las empresas mantenían con las empresas de colectivos, y el depósito de los sueldos de los choferes.

La ministro Silvina Córdoba, fue la que garantizó el acuerdo que fue homologado por el Ministerio de Trabajo de la provincia a cargo de Teodoro Camino.

Sin embargo ahora los trabajadores sienten que están desamparados, y que el gobierno ni siquiera garantiza una de sus políticas de Estado como es la priorización de contratar a empresas locales.

La palabra del Ministro de Trabajo.

El Ministro de Trabajo, Teodoro Camino, detalló que se encuentran trabajando desde la Cartera a su cargo se encuentran trabajando de forma conjunta con el Ministerio de la Producción de la provincia, por indicación de la Gobernadora, hace más de dos semanas.

«Atendimos al Sindicato que no tiene jurisdicción en la provincia, al momento tiene simple inscripción y tiene dos localidades donde pueden actuar, que es en Formosa y Paraná, Entre Ríos”, remarcó el funcionario.

Al margen de ello, explicó, “tomamos el reclamo de los trabajadores y nos pusimos a abordarlo de manera conjunta con el Ministerio de la Producción”. Camino marcó que “lo primero que se ofreció es la herramienta que tenemos a nivel nacional que es la aplicación del DNU N° 329 que prohíbe los despidos, eso como primera medida para sostener la empleabilidad”.

Camino explicó que el reclamo de los trabajadores surge “porque ellos plantean que, si las empresas no tienen trabajo, en algún momento van a quedar más allá del DNU y la empresa los va a tener que despedir”.

En este contexto, continuó, “la ministra hizo una gestión muy importante con la única represa que está en funcionamiento, que es la Jorge Cepernic, donde se los volvió a citar para cotizar a estas cinco empresas de la Cámara, que aún no habían enviado al día de hoy la cotización”, sostuvo el ministro.

Camino marcó para concluir que “hay una parte importante que falta que es la del sector empresarial, porque lo que vienen a plantear es una apertura de nuevos contratos para empresas y no les corresponde como los trabajadores, sí de tener la garantía de no despido, que esto es un decreto nacional”, concluyó el ministro de Trabajo.