SANTA CRUZ.- El hijo de José Luis Balado, expareja de Marcela López, la mujer desaparecida en mayo último, pidió al Tribunal Superior que aplique la máxima suspensión de la matrícula del abogado querellante Jorge Trevotich por entender que busca «menoscabar la imagen» de su padre y de la jueza López Lestón, y por considerar que el letrado intenta desviar el curso de la investigación. La jueza subrogante Rosana Suárez, también pidió sanciones para Trevotich por su participación en una manifestación de familiares de Marcela López en la que arrojó «una bomba de humo y estruendo» contra el edificio del Juzgado.

José Balado, hijo de la expareja de Marcela López, pidió al Tribunal Superior que aplique sanciones al abogado querellante, Jorge Trévotich, por considerar que mientras se tramita la causa que investiga «desaparición de persona», buscó «menoscabar la imagen» de su padre, José Luis, y de la jueza Valeria López Lestón.

Según la Ley 1 Orgánica de la justicia provincial, la suspensión de la matrícula podría ser de hasta 30 días.

En otro párrafo de su denuncia ante la Superintendencia del TSJ, Balado afirma que Trevotich realizó «actos de espionaje tanto a mi padre como a terceros», en referencia a Raúl Acuña, el inquilino de su padre quien aparece en un video que la querella presentó a la justicia federal como prueba de la versión sobre la aparición de «dólares en fajos termosellados» en la propiedad de Balado.

Según José Balado, el registro del video difundido por varios medios es del momento en que Acuña realizaba la mudanza de sus pertenencias hacia un nuevo domicilio. Por esta filmación Acuña denunció penalmente al dr Trevotich acusándolo de realizar tareas de espionaje en su contra.

Balado hijo, pide la suspensión de la matrícula de Jorge Trevotich, y que «se aplique al mismo la suspensión máxima en la matrícula dispuesta en el art.18 de la Ley nº 1, conforme los alcances de lo establecido en el capítulo VII art.66 del Reglamento para la Justicia, conforme la gravedad de las distintas faltas denunciadas».

Fundamenta además que Trevotich cometió «reiteradas faltas a la ética profesional» que se materializaron en: «realización de escuchas ilegales, difusión de audios adulterados y editados, difusión de material y papeles privados, inspecciones en domicilios particulares sin autorización judicial, vigilancia privada de domicilios, persecuciones a terceros, difusión de videos privados en redes y medios de comunicación, entrevistas y reportajes profiriendo injurias, calumnias y versiones disparatadas contra mi padre, contra autoridades del Gobierno Provincial y contra la institución de Justicia».

Luego enumera los hechos por los cuales pide las sanciones al abogado querellante, entre las cuales menciona «la realización de una inspección no autorizada por la Justicia el día 11 de julio de 2021 en el domicilio de calle Mitre 146, acompañado del perito de parte designado, el adiestrador canino Marcos Herrero.

Fue durante esta inspección que Trevotich y Herrera dijeron haber visto «dólares en fajos termosellados», según declararon después, y que motivaron una denuncia de la querella ante la justicia federal y un pedido para que se investigue un supuesto «secuestro extorsivo» de Marcela López.

Según Ballado, «el abogado sabía que todo lo denunciado era falso, ya que en el expediente donde se investiga, por competencia ordinaria el mismo hecho de la desaparición NO había ningún indicio de secuestro ni de hallazgo de dólares termosellados, cuestión esta última de la que no aportó ninguna prueba fehaciente y sobre la cual nada dijo desde el 11 de julio hasta el 2 de septiembre de 2021″.

Otra denuncia contra Trevotich

Por su parte la jueza subrogante del Juzgado Número 2, Rosana Suárez, denunció ante la Superintendencia del TSJ que el doctor Trevotich participó en una manifestación de familiares de Marcela López en la que fue arrojada «una bomba de humo y estruendo» contra el edificio del Juzgado.

El incidente ocurrió el 06 de agosto, «de manera imprevista se produjo la detonación de una bomba de humo y estruendo, arrojada a través del muro» escribió la dra Suarez en su nota al Tribunal Superior.

Contó que el artefacto «cayó al lado de la ventana lindante a la oficina de la dra López Lestón» , provocando «conmoción en los presentes, judiciables y agentes judiciales», detalla.

Según la dra Suárez, la actitud del dr Trevotich, «dista mucho de la probidad y dignidad que debe observar como servidor de la justicia», y que como abogado debe «contener y conducir las emociones y pasiones de sus representados», argumenta.

Pide al Tribunal Superior que tome conocimiento de el proceder del abogado «a los efectos que estime corresponder».