SANTA CRUZ- Con la presencia de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quedó inaugurada la zona franca minorista de Río Gallegos.  “Veintisiete años han pasado y durante esos años, pasaron cosas, en Santa Cruz y en Argentina también”, rememoró la vicepresidenta. Atribuyó la postergación del proyecto a su defensa de los Hielos Continentales en los 90 durante la presidencia de Carlos Menem cuando se dirimió una disputa territoria con Chile por la demarcación de la masa de hielo,  «nos revocaron la zona franca como castigo», aseguró Cristina.

Cuestionó al gobierno de Macri, y a los medios de comunicación, en un acto al que la prensa local no pudo asistir ya que horas antes del acto se les comunicó que «debido a las condiciones climáticas», que obligaron a reubicar al público no iba a ser posible su asistencia. 

Con un discurso centrado en las dificultades que atravesaron durante la gobernación de Néstor Kirchner, para concretar el proyecto, la vicepresidenta, Cristina Fernández, inauguró junto a la gobernadora, Alicia Kirchner, la zona franca minorista en Río Gallegos. El predio consta de siete locales y cinco «islas», la primera de ellas en el ingreso a través del hall y las otras cuatro en la galería perpendicular

Cristina recordó que su defensa de los Hielos Continentales durante el gobierno de Carlos Menem, “provocó la revocatoria de aquel sueño de Néstor, que soñaba con la Zona Franca”. Luego, expresó, “hubo demandas judiciales por parte de los permisionarios y de vuelta nos volvieron a revocar definitivamente la Zona Franca por el 2001, con el gobierno de la primera Alianza, que como señaló Alicia, firmé el decreto restituyéndosela a Santa Cruz y hoy se inaugura”.

También cargó contra Mauricio Macri por la postergación del proyecto, y criticó a los medios de comunicación por poner “nerviosos y mal a todos los argentinos”, quienes “se merecerían mejores medios de comunicación”, insistió Cristina Kirchner y dijo que así se evitará que los “irriten” o se “pongan nerviosos”.

Respecto del conflicto limítrofe con Chile a mediados de los 90, la vicepresidenta destacó,  “Hubo que defenderla a la Argentina, porque los Hielos están en Santa Cruz pero son de todos y siempre cuando se defienden los intereses nacionales, el patrimonio de los argentinos, se suele poner muy difíciles para los que lo hacemos y en represalia de esa defensa nos revocaron la zona franca como castigo, por encabezar una gesta nacional, una lucha nacional, difundiendo lo que se quería hacer”, argumentó.

“provocó la revocatoria de aquel sueño de Néstor, que soñaba con la Zona Franca”. Luego, expresó, “hubo demandas judiciales por parte de los permisionarios y de vuelta nos volvieron a revocar definitivamente la Zona Franca por el 2001, con el gobierno de la primera Alianza, que como señaló Alicia, firmé el decreto restituyéndosela a Santa Cruz y hoy se inaugura”.

“Cristina corazón acá están los pibes por la liberación”, cantaba mientras tanto la militancia apostada en la entrada al predio, cuando pasó la camioneta que llevó a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La presencia de la militancia llamó la atención ya que horas antes del acto se comunicó a la prensa, que «por condiciones climáticas» que obligaron a reubicar al público en el predio, no iba a ser posible el ingreso de periodistas y fotógrafos durante el acto. 

27 años después de que Néstor Kirchner firmara la primera adjudicación, ahora es su hermana, la gobernadora Alicia Kirchner, quien cortó la cinta inaugural junto a la vicepresidenta, Cristina Kirchner quien llegó anoche a la provincia para participar del acto que forma parte de un largo anhelo de los Kirchner. Con una  historia de marchas y contramarchas, la apertura finalmente se concretó en medio de la campaña electoral con vistas a la legislativas del 14 de noviembre. 

El kirchnerismo se propuso remontar el resultado de las PASO en la provincia, donde perdió por más de 12 puntos a manos del frente Cambia Santa Cruz. 

La propia gobernadora Alicia Kirchner, se puso al frente de la campaña con una apretada agenda de anuncios e inauguraciones que encabeza junto al candidato del Frente de Todos, Gustavo Kaky González, el intendente de Puerto Deseado que hasta el momento de ser ungido candidato no tenía un amplio conocimiento en el electorado. 

«Los santacruceños sabemos resistir, insistir y persistir es una muestra más de la fuerza que tenemos», dijo Alicia Kirchner durante la inauguración, y destacó «los ejes productivos que tienen que ver con nuestra provincia, la fruta fina, la pesca, todo el desarrollo de los productores agropecuarios, la minería el turismo, los hidrocarburos y otro eje más que estamos trabajando ahora que es la energía», detalló.

Y volvió a recordar las obras que forman parte de los anhelos del kirchnerismo, «Allá las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Todo se hace a partir de sueños. Cuando uno tiene una visión clara, la visión colectiva de un pueblo, sucede la transformación que no es de un día para el otro”, señaló.

El discurso de Alicia Kirchner 


Para el gobierno la Zona Franca de Río Gallegos es el primer polo con negocios minoristas que funcionará en el país y «fomenta el consumo interno, el empleo local e impulsa el crecimiento y desarrollo para la capital provincial», informó a través de un parte de prensa.

Kirchner la calificó como una “lucha para dejar de ser la periferia de la Patria, reclamando un lugar protagónico para Santa Cruz y la Patagonia en la construcción del país verdadero y profundamente federal”.

Desde la óptica oficial «La inauguración define una ardua lucha que inició Néstor Kirchner durante la gobernación, tras exigir al Gobierno Nacional de turno el reconocimiento de una ventaja comparativa y competitiva para Santa Cruz, ante la firma del pacto fiscal que proponía el ministro de Economía de aquel momento».

La recuperación de este beneficio, considerado un derecho y una reparación histórica, llega de la mano de Cristina Fernández de Kirchner, quien durante la presidencia firmó el 12 de septiembre de 2013 el Decreto N° 1.388, restituyendo a la provincia las Zonas Francas de Río Gallegos y de Caleta Olivia.

Previo al acto inaugural, Cristina Fernández de Kirchner y Alicia recorrieron el Centro Comercial de la Zona Franca. El interior del predio de la Zona Franca contiene, en un principio, siete locales y cinco «islas», la primera de ellas en el ingreso a través del hall y las otras cuatro en la galería perpendicular.

Cristina Kirchner recorrió los locales comerciales
Con los dueños de Heladería Tito, concesionario de Zona Franca.