La diferencia de montos entre la asignación por hijo que paga la Provincia y la que paga la Nación crea una profunda desigualdad en Santa Cruz

SANTA CRUZ.- El gobierno nacional anunció que duplicará los montos de la asignación por hijo a empleados estatales o privados,  y a monotributistas. Quien actualmente percibe $5.063 de asignación familiar por hijo a partir de octubre cobrará $10.126, y en el caso de los residentes en la Patagonia, ese monto se duplica por la aplicación del índice Zona 4. Mientras tanto en Santa Cruz el mismo beneficio el gobierno de Alicia Kirchner lo abona con montos que van desde los $1012 a los $1721. Una brecha que crea una profunda desigualdad en un beneficio que cuyo espíritu es generar igualdad de condiciones para que los hijos a la hora de estudiar o alimentarse. 

El reciente anuncio del gobierno nacional que dispuso duplicar el monto de la Asignación Familiar a partir de octubre, profundiza la brecha entre los montos que abona el ANSES a un trabajador estatal o privado, y a los que paga la provincia, en una relación de 10 a 1. 

Con el aumento anunciado por el presidente, Alberto Fernández y la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, quien actualmente percibe 5.063 pesos de asignación familiar por hijo pasará a recibir a partir de octubre $10.126, este monto a su vez se duplica para los trabajadores que residen en la Patagonia por aplicación del índice Zona 4. 

Los montos vigentes a septiembre 2021. La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Anses-Asignaciones-Familiares-Septiembre-1024x763.jpg

El contraste con los montos que abona la administración de Alicia Kirchner marca un desequilibrio abismal en perjuicio de una familia que vive en Santa Cruz.

Si se toma el nivel de ingresos de $78.454, el más bajo en la tabla del Anses que a su vez es el que percibe el beneficio más alto, en Santa Cruz equivale al salario de una categoría 20 del escalafón de la ex 591, que percibe de Asignación por Hijo la suma de $1.012, una cifra diez veces menor a la que paga Nación.

¿A qué se debe esta diferencia en un beneficio que en teoría contempla el mismo espíritu, esto es que un niño o adolescente puede alimentarse, educarse y desarrollarse en igualdad de condiciones más allá del nivel socioeconómico del hogar donde crezcan.

El Anses abona las Asignaciones Familiares con montos que se mantienen en el tiempo más allá de los gobiernos de turno, y en los últimos años se actualizan trimestralmente en marzo, julio, septiembre y diciembre.

El gobierno de Santa Cruz en cambio, paga montos discrecionales que además, como viene haciendo desde 2018 incluye el tema en las paritarias como si la Asignación Familiar por hijo se tratara de un ítem salarial, y no de un beneficio del sistema de seguridad social que brinda el estado.

En la última paritaria con docentes y ATE, el Ejecutivo ofreció un aumento de 50 % en la Asignación por Hijo, que aún así, está muy lejos de los importes que abona Nación.

No es la única diferencia que existe entre las asignaciones que paga la nación y la que abona el gobierno provincial. A favor, Santa Cruz paga ayuda escolar anual de 500 pesos que nación no abona.

Y si bien la Nación establece el tope de 210 mil pesos para percibir el beneficio, y en Santa Cruz no hay límites de ingreso para para la percepción del beneficio, lo cierto es que por el deterioro del salario estatal en la provincia los ingresos de un santacruceño están muy lejos del límite impuesto por el Anses.

Para la titular del Anses el aumento en la asignación por hijo busca «Recuperar tiempo perdido, en términos de capacidad de compra, de valor adquisitivo».

«Estamos hablando de 3.200.000 chicos que van a tener este aporte del Estado para salir adelante. Sabemos que la situación es compleja, tenemos que revertir y recuperar tiempo perdido, en términos de capacidad de compra, de valor adquisitivo», señaló la titular del Anses. «Durante los 4 años del Gobierno anterior, las asignaciones perdieron 20 puntos», añadió.

Para aquellos trabajadores con ingresos familiares de hasta 78.454 pesos y monotributistas de las categorías A, B o C, el mencionado complemento será de 5.063 pesos que se sumará a lo que recibe ese hogar por cada niño, niña y adolescente.

Según el anuncio, el beneficiario que percibe 5.063 pesos de asignación familiar por un hijo pasará a recibir a partir del próximo mes un monto de $10.126, y así a medida que el número familiar crezca.

«El promedio de hijos en argentina es de dos, es decir, son 20 mil pesos en un salario de tramo 1 que es de hasta 78 mil pesos, es un incremento importante», añadió Raverta.

«Esto va a ser mes a mes, y vamos a ir acompañando progresivamente, porque las asignaciones familiares se actualizan con la fórmula de movilidad que es trimestral», dijo Raverta.
En tanto, para los trabajadores con ingresos familiares de entre 78.454,01 y 115.062 pesos y monotributistas de la categoría D, el complemento será de 3.415 pesos.

La funcionaria dijo que este beneficio no alcanza a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) ya que «es otra asignación familiar que tiene un complemento alimentario que es la Tarjeta Alimentar».

«Tenemos una fórmula de movilidad que nos permite decir que los jubilados están pudiendo recuperar su capacidad de compra y ahora estamos yendo a acompañar a los trabajadores, que también necesitan que estemos ahí», añadió.