SANTA CRUZ.- Luego de conocerse los datos del INDEC informando que en Río Gallegos, donde el 34,7% de los habitantes de la capital son pobres, la diputada nacional Roxana Reyes, la situación económica es desesperante y que «en particular afecta a los más vulnerables que son los niños».

Roxana Reyes se refirió a la crítica situación que vive la provincia en materia económica y que se vio reflejada en los últimos índices presentados por el INDEC que muestran que en Río Gallegos el 34,7% de la población es pobre.

«Los números son alarmantes en todo el país por el crecimiento de la pobreza, pero mucho más en Santa Cruz donde el costo de vida es más elevado y la concentración económica es muy grande”, sostuvo.

Sobre los datos del INDEC que midieron la pobreza en la Argentina y marcaron una dura realidad para la provincia, la diputada nacional Roxana Reyes, señaló, “La pobreza afecta y condiciona mucho el futuro de cientos de familias que no pueden desarrollarse, pero sobre todo afecta a los más vulnerables que son los niños, que necesitan no sólo alimentarse sino condiciones propicias para poder crecer, jugar y vincularse con el mundo.»

En este sentido, Reyes recordó que Santa Cruz tuvo casi dos años cerradas las escuelas y eso es una situación muy negativa y que tendrá efectos devastadores en el futuro.

«Estamos muy preocupados porque vemos que la crisis avanza y faltan las respuestas del Gobierno que sigue mirando para otro lado”, manifestó y agregó: «dicen que les preocupa la justicia social pero solo están preocupados por sus intereses y sus privilegios.”

La legisladora dijo que no se trata de índices, porcentajes o números en una planilla, sino que son vecinos que sufren y pasan penurias por este modelo de concentración económica que solo piensa en el poder y los amigos del poder.

«Los números reflejan una realidad que el gobierno K no quiere mirar. Es lo que vemos en cada barrio de Santa Cruz donde nos reunimos con vecinos que nos dicen que no llegan a fin de mes, que están desesperados”, sostuvo.

Reyes remarcó que la situación en la provincia es desesperante por la precarización laboral, los bajos salarios estatales, que en muchos casos están por debajo de la línea de la pobreza y la concentración económica producida por la falta de diversificación de la economía provincial.

Remarcó que Santa Cruz tiene recursos y es una provincia rica: «Somos una provincia rica empobrecida por el modelo político que está sometiendo al pueblo. Por eso decimos que tenemos que recuperarla y ponerla de pie. Santa Cruz puede salir adelante. No vamos a bajar los brazos.»