SANTA CRUZ.- La gobernadora, Alicia Kirchner, se disculpó ante los jubilados por no haberles pagado los haberes en tiempo y forma, «si hay alguien que ha sufrido junto a ustedes he sido yo, nos habían cerrado los fondos”, argumentó, y acusó al gobierno de Mauricio Macri de haberle recortado partidas a la provincia . La mandataria participó de los festejos por los 60 años de la Caja de Previsión social.

Una vez más la gobernadora, Alicia Kirchner, responsabilizó al gobierno del expresidente, Mauricio Macri, de haber recortado fondos a la provincia y atribuyó a esta circunstancia el retraso en el pago a jubilados cuya fecha del día 24 de cada mes, restableció en octubre último.

«Quiero pedirles disculpas porque en los tiempos más duros que nos tocó gestionar, no pudimos pagar en tiempo y forma las jubilaciones”, remarcó Alicia Kirchner, a la vez que señaló: “Si hay alguien que ha sufrido junto a ustedes he sido yo. Nos habían cerrado los fondos, no los teníamos”, señaló.

La gobernadora habló durante la celebración de los 60 años de la Caja de Previsión Social, que se realizó en el gimnasio 17 de octubre de Rio Gallegos, donde compartió el té bingo organizado por la CPS junto a los centros de jubilados locales.

En otro segmento de su discurso volvió a reiterar que “la Caja no se toca”, en alusión a la posibilidad de que el sistema jubilatorio provincial pase a manos de Nación, y destacó el restablecimiento del 24 de cada mes como fecha para el pago de jubilaciones y pensiones en Santa Cruz.

Alicia celebró el momento de reencuentro con los jubilados, un sector con el que se enfrentó durante los cuatro años de su primer período de gobierno por la falta de pago en término de sus haberes.

Incluso, a raíz de los reclamos que llevaron adelante los jubilados, el gobierno provincial les inició una demanda por «daños a edificios públicos», que llevó adelante el Fiscal de Estado, Fernando Tanarro quién en su denuncia pidió un resarcimiento de 330 mil pesos a cada jubilado implicado en la demanda. El juicio aún continúa vigente a pesar de los retierados pedidos de parte de sectores gremiales y de la oposición para que retire la demanda.

La primera mandataria remarcó que superar esta difícil situación fue posible “porque estábamos convencidos que gracias al orden y organización lo íbamos a sacar adelante”.

En esa ocasión, “aprovecharon para decir que íbamos a entregar nuestra Caja, a quién podría ocurrírsele tal cosa, si la hemos defendido con uñas y dientes”, remarcó la gobernadora.“Hoy poder devolverles algunos beneficios, volver a pagar los 24 de cada mes y cualificar la Caja, es algo que les debía. La Caja no se toca”, añadió.

Agradeció a los jubilados, “por la paciencia, por el acompañamiento, por no bajar los brazos, y los instó a «continuar trabajando por la Caja que queremos”, concluyó.