EL CALAFATE.- Residentes en localidades limítrofes entre Argentina y Chile, reiteran el pedido a las autoridades para que abran los pasos fronterizos para poder reencontrarse con familiares a quienes no ven desde el comienzo de la pandemia.

Personas que residen en localidades vecinas limítrofes entre Argentina y Chile quieren reencontrarse con familiares a quienes no ven desde el inicio de la pandemia. Para ello solicitan a las autoridades de ambos países que abran las fronteras terrestres que en algunos casos, como Puerto Natales y Río Turbio, o Chile Chico y Los Antiguos en el norte de Santa Cruz, están separadas por escasos kilómetros.

Bajo la consigna «Queremos ver a nuestros familiares»  que además es el nombre del colectivo de personas que promueve la iniciativa, llevan adelante una serie de acciones para visibilizar el pedido.

Rocío Páez Villarroel, vive en Río Turbio es de madre chilena y padre argentino, consideró “es inentendible que se encuentren abiertas otras fronteras terrestres y acá en el sur de la Patagonia no haya ninguna”.

El diario El Pingüino de Chile le preguntó si la reapertura del  Paso Río Don Guillermo prevista para el 1 de enero próximo, no descomprimía la situación:   “En definitiva no», respondió Rocío, quien señaló que se trata de una apertura con fines turísticos ya que une El Calafate con El Chaltén y Torres del Paine.

«Si solamente se abre ese paso, la gente se va a trasladar hasta ahí pero colapsará porque es toda la Provincia de Santa Cruz que necesita cruzar a Chile (o viceversa) para reencontrarse con su familia. Por tal razón, ambos gobiernos deben analizar abrir varios pasos para evitar justamente el amontonamiento de la gente en un solo lado”, añadió.

La muerte de un hombre que se ahogó intentando cruzar el río Jeinimeni para visitar a su padre, residente en Chile Chico dio más impulso al reclamo.

Rocío comentó que el pedido de apertura de fronteras terrestres tiene respaldo institucional tanto en Río Turbio como en 28 de Noviembre.

«Los concejales de ambas localidades presentaron un proyecto solicitando la reapertura del Paso Fronterizo Dorotea que fue aprobado por unanimidad. El intendente Darío Menna ha expresado su apoyo y disposición. Ha mantenido una conversación vía online con la alcaldesa de Puerto
Natales (Antonieta Oyarzo) por este tema. Sentimos el apoyo de nuestros representantes locales”», aseguró Rocío.

Contó que en su caso, su hermana vive en Natales,   «mi sobrino terminó la educación secundaria y no pudimos ir a felicitarlo y abrazarlo en ese momento tan especial»,  explicó.  Aunque dijo que existen otras causas más delicadas y atendibles,  «hay personas que tienen a sus padres en Puerto Natales, padres de edad avanzada  y que se encuentran enfermos, o que tienen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, Alzheimer, etc. Esta separación física ha provocado estados de angustia y depresión que tienden a empeorar estás enfermedades crónicas”.

En el caso de Puerto Natales, allí la presidenta de la agrupación es Carolina Malatesta, una argentina residente allí, quien detalló que el reclamo se organizó, “un día después de haber perdido a mi tía Ali en Río Gallegos por un ACV, no poderle dar ese abrazo a mi familia en tan difícil momento me impulsó a comenzar algo que pensé y soñé durante éstos dos años que no he visto a mis padres, hermanos y tíos”, declaró al diario El Pingüino.com.

Malatesta señaló que seguirán exigiendo para que las autoridades abran las fronteras: “Soy una convencida de que debemos empatizar con los adultos mayores, las causas urgentes, la fragilidad de los niños y por sobre todo embanderarnos y dejar lo mejor de cada uno para aportar en esta sociedad desde el corazón”, dijo.