RÍO GALLEGOS.- Al momento de ser arrestado por efectivos de la policía en la Plaza de la República, se encontraba «en aparente estado de ebriedad, arrodillado y con un elemento contundente en la mano. El hombre de 34 años ya está en libertad. La escultura será restaurada para volver a emplazarla en el lugar.

Roni David Soria, de 34 años, el hombre que vandalizó la escultura de la expresidenta y actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al momento de ser detenido esta madrugada por efectivos del Comando Radioeléctrico, se hallaba en aparente estado de ebriedad, arrodillado y con un elemento contundente en la mano, el que luego se identificó como la réplica del bastón presidencial que formaba parte de la escultura que yacía en el suelo amputada de raíz del pedestal.

La escena, descripta por fuentes policiales, se produjo a las 04.50 de hoy en la Plaza de la
República, donde se instaló hace doce días la obra del escultor Jerónimo Villalba en homenaje a los Presidentes de la Democracia.

El agresor fue detenido y conducido a la seccional Primera donde permaneció por espacio de unas horas hasta cumplimentar los trámites de identificación y el examen médico de rigor, tras lo cual y una vez cumplido los plazos legales quedó en libertad.

Personal del Gabinete Criminalístico procedió al secuestro de la réplica del bastón una de las pruebas de interés para la causa.

La escultura será restaurada para volver a emplazarla en el lugar.

Ni la policía ni fuentes gubernamentales dieron más detalles sobre los móviles del atentado contra la escultura presidencial. Sin embargo hoy el canciller, Santiago Cafiero, atribuyó la autoría del hecho de vandalismo a sectores «de la derecha». Incluso lo tildó de agresión machista y lo comparó con las agresiones a Evita en la década del cincuenta.