SANTA CRUZ.- El gobierno considera que la propuesta de 25,65% realizada a los maestros en la última paritaria «es muy superadora de la anterior», la que mejoró en 3 puntos. No obstante el incremento ofrecido está lejos de las pretensiones de los gremios que aspiran a un aumento que por lo menos supere la inflación proyectada en más del 50%. Un maestro cobraría en julio 65 mil pesos. “Hicimos una nueva oferta mejorada, muy superadora de la anterior”, dijo el vicepresidente del Consejo Provincial de Educación, Ismael Enrique, en referencia al 25,6% de aumento ofrecido a los gremios docentes en la última paritaria. De ese porcentaje ya se abonó el 15% en febrero por orden de la gobernadora, Alicia Kirchner, en tanto que el porcentaje restante se abonará en cuotas que concluyen con el sueldo de julio. Si bien los gremios aún esperan debatir en asambleas la oferta salarial, la misma está muy lejos de las expectativas iniciales de alcanzar un aumento que como mínimo supero la inflación prevista para este año proyectada por encima del 50%, según estimaciones oficiales. Según Enrique “tenemos voluntad de diálogo con las organizaciones sindicales, después de la conciliación obligatoria retomamos el diálogo paritario que tuvimos el día martes y pasamos a un cuarto intermedio para el día de ayer, miércoles, donde hicimos una nueva oferta mejorada, muy superadora de la anterior. Esperamos, ahora que las entidades sindicales la sometan a votación, a través de las asambleas, el congreso y/o los mecanismos que tienen toma de decisión”, afirmó. El funcionario detalló en qué consiste la oferta gubernamental expuesta;  «ya se abonó el 15% de aumento», anunciado para todo el sector público provincial por la gobernadora Alicia Kirchner, como adelanto, mientras se discute y se concretan las paritarias de cada sector. Después de hacer la aclaración anterior, el funcionario continuó con el detalle de la iniciativa llevada a la mesa de negociaciones. Es así que subrayó que “la propuesta concreta consiste en aumentar, en tres tramos, el valor punto índice hasta julio”. “Cuando hablamos de punto índice hablamos de aumento al básico concretamente» insistió, al tiempo que explicó «proponemos elevar este punto índice al mes de julio para que un docente cargo inicial, sin antigüedad y sin carga familiar, alcance a cobrar $65.198”, agregó. En ese sentido, recordó que, para el mes de julio, «también está previsto un aumento del FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente), con el cual, se alcanzaría la suma de $72.177, para el salario de un docente inicial”. “Esta propuesta -aclaró- tiene otros componentes para cuyo tratamiento nos vamos a reunir en las comisiones laboral y salarial, para resolver en las mismas todos los temas concernientes al trabajo, temas que el sindicato está planteando y que también son parte del reclamo y del acuerdo al que podemos arribar”. El gobierno suma las asignaciones familiares en el cómputo salarial. No es la primera vez que el gobierno incluye los montos de las asignaciones familiares en las discusiones salariales, cuando en rigor las asignaciones familiares son un subsidio que tiene como finalidad igualar las condiciones económicas de la familia para que los hijos tengan acceso a los bienes básicos y la educación.
De hecho no todos los trabajadores perciben asignaciones por hijo o por ayuda escolar. .
Luego informó que también quedó asentada en el acta paritaria que ya se percibió el aumento de la ayuda escolar que pasó a 9 mil 500 por hijo y a 19 mil para hijo con discapacidad y, también pusimos en valor, el aumento del doscientos por ciento de la asignación de escolaridad Inicial, Media y Superior que redunda en una elevación de 1500 pesos por cada chico escolarizado. Consultado sobre el “Cargo Testigo”, el vicepresidente de la cartera educativa, profundizó su explicación al decir que “estamos hablando de alrededor de un 26 por ciento de aumento”, pero en ese contexto amplió «ese porcentaje es muy relativo porque depende de varias variables, entre ellas, el cargo, la antigüedad o la zona”. Resumió entonces que, el porcentaje de aumento, depende “de la realidad laboral de cada docente” y, en ese marco, más allá del porcentaje de aumento concreto del que se esté hablando en la negociación paritaria, el funcionario recalcó que “queda pendiente el trabajo con el escalafón docente de cara al mes de julio”. Para finalizar, concluyó “estamos con una paritaria abierta discutiendo salarios para que los docentes puedan tener una recomposición salarial. Todo esto puesto para que el inicio de clases se dé sin inconvenientes y pensando en que las clases se puedan seguir sosteniendo sin problemas”.