SANTA CRUZ.- El Tribunal de Cuentas, multó al Consejo de Educación por negarse a brindar información sobre los gastos del Organismo en servicios de limpieza de establecimientos escolares. La vocal Yanina Gribaudo, dijo que no es la primera vez que ante la falta de documentación respaldatoria de gastos, y posterior pedido de informes el CPE prefiera  «pagar las multas antes que rendir cuentas.  La sanción económica es de 7 mil pesos a cada uno de los responsables.

“Encontramos irregularidades muy graves en las rendiciones de cuentas», expresó la vocal del Tribunal de Cuentas, dra Yanina Gribaudo, y reveló que en el organismo que conduce Cecilia Velázquez, «faltan documentos públicos que respalden parte de los gastos realizados y hay una reiterada negativa por parte del Consejo a responder a los pedidos del Tribunal”, añadió. 

La sanción económica es de 7 mil pesos a cada uno de los responsables administrativos: «como la multa es irrisoria, prefieron pagar antes que cumplir con la ley, lo que no esconde la falta a los deberes de los funcionarios».

Las irregularidades

La multa tiene como eje a los servicios que se contrataron para limpiar los establecimientos escolares de la provincia.  Según informó la vocal, lo que se quiere determinar es qué empresas se contratan, bajo qué modalidad y cuánto se les paga, entre otras cosas.

“El Tribunal le otorgó al Consejo un plazo de 20 días para cumplir con los requerimientos, pero hay una falta de respuesta muy grande, una ausencia absoluta de documentación de respaldo en los expedientes de contratación para limpieza y mantenimiento de los establecimientos educativos de toda la provincia”, remarcó la funcionaria.

Añadió que no es la primera vez que las autoridades de Educación incumplen con sus obligaciones: “Es la tercera multa que se le aplica relacionada a este tema. El CPE prefiere ir y pagar que contestar y dar la información”, señaló Gribaudo. 

Destacó la importancia de que el organismo de contralor cuente con la información requerida que sistematicamente se niega a suministrar el Consejo de Educación, “es vital contar con esta información para asegurar la correcta inversión de los fondos del Estado. Además, es información pública. No se le está pidiendo nada de otro mundo, sólo que rindan las cuentas ante la sociedad para saber en qué se están gastando los recursos de los santacruceños”.

Explicó que la falta de respuesta a los requerimientos del Tribunal de Cuentas,  “constituye una violación de las leyes de administración y muestra la falta total de transparencia con la que se maneja el Gobierno Provincial”.