BUENOS AIRES.- El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) expresó que los dichos del Gustavo Beliz sobre la necesidad de regular el uso de las redes sociales implican un riesgo para la libertad de expresión y la pluralidad de ideas. 

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) expresó su preocupación ante las expresiones vertidas por el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz de impulsar un proyecto para regular el uso de las redes sociales, y advirtió «que este tipo de iniciativas implican un riesgo claro para la libertad de expresión y la pluralidad de ideas, derechos inalienables en una sociedad democrática y pluralista». 

El secretario de Asuntos Estratégicos y titular del Consejo Económico y Social (CES), Gustavo Beliz, anunció hoy el programa «Redes para el Bien Común», en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández en el Centro Cultural Kirchner.

Este martes, el funcionario nacional anunció que el Gobierno trabaja en “un estudio pionero que marca y propone un pacto para el buen uso de las redes sociales y que dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia”.

A través de un documento que hizo público luego de las expresiones del funcionario, FOPEA alertó que «no es atribución de organismos del Poder Ejecutivo auditar, restringir o sancionar las expresiones de los ciudadanos».

La entidad que nuclea a periodistas de todo el país recordó otras acciones similares llevadas adelante por el actual gobierno.

En este sentido citó «la implementación de un ciberpatrullaje sobre las redes sociales para tomar conocimiento del humor social” que en abril de 2020 anunció la entonces ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic. 

Y en octubre de 2020, la creación del NODIO,  un observatorio que tenía como finalidad «la desarticulación de las noticias falsas y persecución del origen de las campañas de desinformación». 

En ambas ocasiones, FOPEA expresó públicamente su rechazo argumentando que «con la excusa del combate a la desinformación, estas iniciativas pueden desembocar en persecuciones y hostigamientos a voces disidentes». En el mismo sentido se expresó «ante medidas de gobiernos locales de todo el país que, durante la pandemia de coronavirus, avanzaron en regulaciones similares», manifestó la entidad.

Alertó que «la ambigüedad del anuncio oficial puede dar lugar a normativas que intimiden la libre expresión y que censuren a quienes expresan críticas u opiniones diferentes en cualquier medio de comunicación. Ninguna voz disidente debería ser sometida al estudio de funcionarios a fin de que se evalúe si “intoxican” o no a la sociedad. Un Estado de derecho se sostiene a través del respeto de todas las libertades; la de información incluida», finaliza el documento.

El documento de FOPEA aquí.