SANTA CRUZ.-  El diputado Gabriel Olivia afirmó que «la creación de la localidad de Tucu Tucu necesita un estudio mucho más profundo y participativo», y llamó a «no repetir errores» en referencia a la fundación de El Chaltén que según dijo, careció de planificación y hoy sufre las consecuencias, con serios problemas de infraestructura y de espacio donde «muchos jóvenes no pueden realizar sus sueños. «¿No sería prioritario enfrentar esa deuda enorme antes de pensar en otra localidad?”, señaló.

Luego de su estadía en Tucu Tucu y Gobernador Gregores la semana pasada, el diputado de Encuentro Ciudadano, Gabriel ‘Faty’ Oliva, marcó su postura en relación al proyecto de creación de Tucu Tucu al noroeste de Gobernador Gregores, cercano al límite con Chile.

“En la Cámara de Diputados estamos analizando un proyecto de desarrollo de Tucu Tucu, un valle cordillerano ubicado al noroeste de Gobernador Gregores, surcado de ríos, enmarcado en las Sierras de Sangra y las Sierras Bayas de enorme belleza. Los únicos pobladores son productores ovinos y bovinos, familias pioneras que hace mucho marcan la presencia argentina, cerca de la frontera”, introdujo el legislador.

Explicó que el proyecto de hacer una carretera, un puente, «parece buena, porque conecta Gobernador Gregores y O´Higgins (Chile)», y añadió que esto generaría oportunidades para el desarrollo de ofertas turísticas nuevas, “Santa Cruz necesita desesperadamente nuevas ofertas laborales más allá del empleo público”, apuntó.

El diputado advirtió que “hay que aprender de los errores que se cometieron en El Chaltén», cuya fundación se realizó «a las apuradas, pensando en afirmar la soberanía en oposición a Chile, en cambio Tucu Tucu, de realizarse, debería pensarse en comunicación y en cooperación con Chile”, sostuvo.

En la misma línea argumentó que “El Chaltén se fundó sin un plan de manejo y sin proyección de futuro, y hoy los jóvenes no tienen allí espacio donde desarrollar sus sueños. Tampoco hay donde instalar la infraestructura comunitaria. Hay problemas de cloacas, de basura. Nos preguntamos si no sería prioritario enfrentar esa deuda enorme antes de pensar en otra localidad”, enfatizó el legislador de Encuentro Ciudadano.

Oliva cuestionó que “el gobierno provincial dice que un poblado en Tucu Tucu no va a afectar la producción ni el ambiente. Eso es imposible. La creación de un núcleo poblacional generaría impacto en la ganadería (robos, perros, daños); y en el ambiente (basura, efluentes, ruidos, impacto visual). Y una localidad requiere una enorme inversión de infraestructura básica que debe evaluarse en función de los beneficios a futuro”.

Habló de la importancia de realizar una amplia convocatoria “Como en cualquier conflicto ambiental, a los pobladores actuales y dueños de la tierra, pero también al gobierno, a los municipios, al sector turístico y a las ONG de conservación y discutir las preocupaciones, lo que cada uno pierde y gana, las opciones y las medidas de mitigación”, propuso.

Dijo que “De avanzar sobre esta idea se requiere un estudio urbanístico profundo y con proyección, comenzar con un plan de manejo del área, el código de edificación, la recolección y tratamiento de basura y efluentes, el uso de energías alternativas, el control animal”, planteó, al tiempo que se preguntó: “¿será posible todo esto para un gobierno que apenas puede garantizar servicios públicos esenciales en gran parte de la provincia?”, cuestionó.

Consideró que “Pocos lugares en el mundo pueden ofrecer la oportunidad de un espacio prístino para planificar desde un inicio el uso de la tierra. Y no podemos avanzar sin una profunda discusión y planificación a riesgo de arruinar un rincón invalorable de nuestra provincia”.