EL CHALTÉN.- Raúl Casco, el responsable del Merendero local, se presentó al juzgado de Paz y al municipio, a pedir que asistan a los vecinos que permanecen en el predio del club Patagonia, durmiendo en carpas y casillas rodantes con temperaturas bajo cero: «hace una semana que están ahí y todavía no se acercó nadie a ver cómo está la salud de las personas y en particular de los niños», señaló.

A siete días del acampe el predio de la cancha de fútbol por parte de un grupo de diez familias que reclaman un terreno para poder montar sus hogares, el responsable del Merendero los Niños y Niñas Primero, Raúl Casco, acudió al juzgado de Paz, y al municipio a solicitar que «dispongan de los mecanismos para que se salvaguarde la integridad física de los vecinos que se ven obligados a este penoso reclamo, poniendo en riesgo su salud más aun teniendo la inclemencia del tiempo, donde se registran temperaturas de 7° bajo cero», reclamó.

Mas adelante Casco lanza una advertencia, «esperemos no tener que lamentar ninguna tragedia, no sé bien los términos legales, pero creo que acá se está haciendo abandono de personas, por parte de las autoridades y organismos de la niñez, acción social, autoridades médicas, en fin por parte del estado provincial y municipal, ya pasaron varios días, más precisamente, hoy hace una semana que estos vecinos están haciendo este acame pacifico, y solo se leen noticias y nadie se hace presente», enfatizó.

Según afirmó Casco a este portal, «En el juzgado de Paz me dijeron que no tenían jurisdicción para actuar, pero que ya habían ordenado al municipio para que no se suspenda la asistencia a las familias».

Esta semana el municipio informó a los vecinos del acampe, que no le brindarían asistencia de ningún tipo mientras mantengan ocupado el predio de la cancha de fútbol. La ayuda municipal es a través de subsidios al gas y el carbón.

Casco planteó a la jueza de Paz, Rosa Taborda, y a los responsables del Municipio, que hasta el momento, «no se acercó ninguna Institución Estatal a constatar el estado de salud de los vecinas/as, más aún teniendo en cuenta que hay menores durmiendo en carpas y casillas rodantes, y sin calefacción», detalló.

Casco es el Coordinador de El Centro Cultural, Merendero El Chaltén “Los Niños y Niñas Primero” un espacio que se creó hace un año en plena pandemia para que los chicos tengan un lugar donde reciban una merienda diaria, apoyo escolar, y entretenimiento. Tanto la comida que es elaborada por loc cocineros del merendero, como la ayuda escolar y los juegos se hacen con el aporte voluntario de docentes y la colaboración de la comunidad que proveen los insumos.

En la nota dirigida al Juzgado de Paz, Casco escribió que «desde el sábado 23 de Abril, varias Familias de esta Localidad se vieron en la disyuntiva de tener que tomar la drástica y peligrosa decisión de hacer un acampe en reclamo del justo derecho a tierras, para poder construir sus viviendas, y así vivir dignamente con sus hijos, son todos vecinos de muchos años de vivir en esta localidad, hoy en situación de calle y abandono por parte del estado, se podría decir sin miedo a faltar a la verdad», afirmó.

Considera que las autoridades no pueden ignorar la situación, que es de público conocimiento, «hace dos días el Vicegobernador, Eugenio Quiroga, recibió al Intendente Néstor Tico y a un grupo de concejales de esta localidad, «queda claro que el Estado Provincial y Municipal están al tanto de la grave situación«, remarcó. «

«Solicito evalué o disponga los mecanismos para que se salvaguarde la integridad física de los vecinos que se ven obligados a este penoso reclamo, poniendo en riesgo su salud más aun teniendo la inclemencia del tiempo, donde se registran temperaturas de 7° bajo cero», dice la nota presentada ante el Juzgado de Paz y el Municipio.