EL CHALTÉN.- Las familias que ante la falta de respuestas de las autoridades a las solicitudes de tierras para viviendas, decidieron instalarse en el predio del club Patagonia se aprestan a pasar la segunda noche en carpas y trailers y con hijos pequeños . Ayer fueron identificados por la policía por orden judicial y hoy el municipio cortó las calles de acceso al predio, en una medida que según plantean vecinos, pone en riesgo a las personas que ante una emergencia deban transitar por las arterias ahora clausuradas.

Son once familias de un universo de más de ochocientas solicitudes de tierras fiscales, que llevan años esperando la adjudicación de una parcela para poder afincar sus viviendas, que ayer ante la falta de respuesta de las autoridades decidieron instalarse en la cancha de fútbol del Club Patagonia Austral.

Hasta el momento no hubo comunicación de parte del municipio que decidió clausurar las calles de acceso al predio con montículos de tierra para impedir el paso de vehículos. Foto Facebook: Mario Alberto Siniawski.

Anoche las familias pernoctaron en el lugar durmiendo en carpas y trailers, junto a sus hijos pequeños. Se calefaccionan con leña y tubos de gas, y cocinan en ollas populares. Esta tarde se reunieron con la jueza de Paz, Rosa Taborda, para evacuar dudas respecto de la situación legal de la acción que están llevando adelante.

De manera pacífica y organizada demarcaron los terrenos en lotes de poco más de 200 metros y anoche pernoctan en trailers y carpas bajo una lluvia persistente y temperaturas que rozaron los cero grados.

Son once familias, distribuidas en once terrenos, «pero en realidad por cada familia planean que se sumen dos familias más, por lo tanto se triplica la cantidad de personas», dijo la fuente consultada.

Desde El Merendero colaboran con alimentos cocinados en el lugar.

Ayer fueron identificados por la policía por orden judicial y hoy el municipio cortó las calles de acceso al predio, en una medida que según plantean vecinos, pone en riesgo a las personas que ante una emergencia deban transitar por las arterias ahora clausuradas.

Esta tarde se reunieron con la jueza de Paz, Rosa Taborda, para conversar sobre la situación legal tanto de las tierras que ahora habitan.

El municipio alega que el ejido urbano ya colmó sus límites y por lo tanto no hay más tierras disponibles.

Por este motivo viven en casas precarias, montadas sobre rieles en terrenos alquilados o cedidos por otras personas. Estos pobladores, que tienen varios años de residencia en la localidad y tienen trabajo estable no pueden acceder a un alquiler dado que la disponibilidad de casas para arrendar y los costos de las mismas están regulados por la actividad turística, y se tornan inalcanzables para una familia con ingresos medios.

La última esperanza de acceder a un terreno, se diluye a medida que pasan los meses.

A mediados de octubre de 2021, el municipio recibió 11 hectáreas cedidas en comodato por Parques Nacionales ubicadas en la zona norte del PN Los Glaciares, que fueron destinadas a la ampliación del ejido urbano de El Chaltén. En ese entonces la comuna anunció que las tierras tendrán como destino exclusivo la instalación de infraestructura para el desarrollo de actividades recreativas y deportivas.

A cambio, dichas entidades cederían tierras al municipio para que éste a su vez pueda cumplir con el otorgamiento de terrenos a los vecinos.

Según testimonios de los lugareños en las 11 hectáreas cedidas al Club Patagonia Austral, aún no se ha realizado ningún trabajo de demarcación ni preparación de suelos, ni se montó ninguna instalación que haga prever que en el corto plazo la entidad se mudará a su nuevo destino.

El intendente Néstor Ticó junto a los responsables del Club Patagonia, en las tierras cedidas por Parques. Octubre 2021.