CHUBUT.- Desde el Pro al Polo Social, el radicalismo y el Mid, entre otros, expresaron su rechazo a la intención del gobierno de Chubut a implementar la Ley de Lemas en 2023, «es un sistema tramposo que implica un retroceso de la Democracia», argumentan. El sistema también atenta contra la paridad de género. En Santa Cruz rige desde hace más de 30 años. El otro ejemplo es Gildo Insfran, quien gobierna Formosa desde 1995.

Partidos que integran el Frente Juntos por el Cambio Chubut plantearon a través de un documento público, la inconstitucionalidad de la Ley de Lemas  que referentes del gobierno provincial esbozaron podría llegar a implementarse en las elecciones de 2023.  «Queremos manifestar nuestra profunda preocupación y repudiar las manifestaciones de distintos representantes del Gobierno Provincial ante la posibilidad de avanzar en un proyecto de Ley de Lemas», señalaron.

«La Ley de Lemas le permitió al kirchnerismo enquistarse en el poder en la provincia de Santa Cruz. En 2015 el ganador fue Eduardo Costa quien obtuvo 13 mil votos más que Alicia Kirchner; sin embargo, el kirchnerismo pudo mantenerse en el poder gracias a esa Ley», remarca el documento que también firman intendentes.

También la la Red de Mujeres Radicales Nacional envió una carta al vicegobernador de Chubut, Ricardo Sastre, para expresarle su rechazo a la iniciativa: «se trata de un sistema tramposo que implicaría el retroceso de nuestra democracia», argumentaron.

El sistema permite que al candidato más votado se le agregan los votos de los demás candidatos perteneciente a un mismo partido o frente electoral.

Las mujeres radicales señalan que «el voto de un ciudadano es reinterpretado, reconducido o sumado a otro candidato de un mismo partido. Esto es, lisa y llanamente una
manipulación de la voluntad electoral»,  enfatizan.

La Ley de Lemas «es la herramienta electoral que eligen los partidos políticos que no pueden dirimir sus internas en elecciones transparentes ydemocráticamente. Tendríamos un grave retroceso institucional, no cumpliendo la Constitución de Chubut, en una Provincia que ya tiene
graves problemas.

En todos los casos en donde persiste la Ley de Lemas gobiernan fuerzas políticas hegemónicas que están desde hace más de dos décadas: Santa Cruz, Misiones y Formosa.

En la provincia administrada por el kirchnerismo desde hace más de tres décadas, el sistema continúa vigente tanto a nivel provincial como en los municipios. Cabe consignar que los municipios podrían tomar la decisión de darse su propio sistema electoral y prescindir de la ley de Lemas, para lo cual tendrían que adaptar o dictar sus cartas orgánicas otra deuda pendiente de las instituciones de Santa Cruz.

La ley de lemas también atenta contra otro derecho, el de la paridad de género. Hoy la Cámara de Diputados está conformada por 21 hombres y 3 mujeres, ni siquiera cumple con el piso del cupo del 30 % que se consagró en el país hace 24 años, y estaremos peor que en los últimos dos períodos legislativos.