EL CHALTÉN.- Tras el izamiento de la bandera del Orgullo en el mástil de la comisaría local, la Superintendencia de Seguridad emitió un radiograma interno recordando que las normas de ceremonial impiden izar otra bandera junto al pabellón nacional, y que por lo tanto podrían caberle sanciones a quienes incumplan con la normativa.

De «procedimiento inadecuado», calificó la Superintendencia de Seguridad de la Policía, el izamiento de la bandera del orgullo que identifica la Diversidad, que el martes se realizó en la comisaría de El Chaltén.

La comunicación firmada por el Comisario Juan José Pérez y dirigida a los jefes regionales y de las comisarías de toda la provincia, recuerda que así lo indica el protocolo y ceremonial de la institución, y que quienes incumplan con la normativa pueden ser pasibles de sanciones.

Resta dilucidar si los jefes de la comisaría desconocían la normativa protocolar, o lo hicieron de manera inconsulta.

El izamiento que motivó la reacción de las autoridades policiales.

En el marco del 10° aniversario de vigencia de la Ley de Identidad de Género, la Comisaría de El Chaltén izó la bandera del orgullo. Es a raíz de hechos de discriminación por género producidos en la localidad. 

Del acto participaron el comisario Gustavo Sarza y el jefe segundo Ariel López; Iván de Papa como referente de Diversidad; referentes del Cuartel de Bomberos, de la Administración de Parques Nacionales y de la Colectiva Transfeminista local.

La Oficina de Mujeres, Género y Diversidad de la Secretaría de Políticas Sociales coordinó con la Policía de Santa Cruz y la organización social Diversidad de El Calafate el izamiento de la bandera del orgullo en la Comisaría local conmemorando el 10º aniversario de la sanción de la Ley Nacional de Identidad de Género.

La representante de la Oficina Municipal de Mujeres, Género y Diversidad, Cecilia Monexplicó que el izamiento está vinculado «a situaciones de homo odio que hubo en la localidad, y como referentes locales de las diversidades reconocemos el compromiso asumido por los comisarios Sarza y López”. En este sentido, agregó que “tienen la intención de trabajar y avanzar en capacitaciones en perspectiva de género para el personal, haciendo hincapié en temas de diversidad, que nos permitan garantizar el trato digno en la atención ciudadana”.

Asimismo, Mon resaltó que la Oficina municipal de Mujeres, Género y Diversidad recibe tanto consultas como denuncias de personas del colectivo LGTB, y que en caso de situaciones de violencia institucional también se puede recurrir a la Defensoría Oficial en la localidad.

“La Secretaría de Políticas Sociales cuenta con una atención de guardia los 365 días del año a disposición de cualquier persona que sufra violencia de género o institucional, y trabajamos junto con organizaciones sociales de la región con quienes se puede contar para realizar acciones de territorio”.