SANTA CRUZ.- El gobierno de Santa Cruz reparará los legajos de las personas que figuran como cesanteadas de la administración pública por aplicación de la ley 1031 de la última dictadura militar entre 19. «Figuran como cesanteadon por incumplimiento o por falta,  hay que reconocer que fueron  proscriptos», señaló Marisa Oliva del Tribunal Disciplinario.

En el marco de las políticas estatales por la Memoria, la Verdad y la Justicia el Ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de DDH y el Tribunal Disciplinario, firmaron un convenio parra resarcir los legajos de personas que fueron cesanteadas por la dictadura militar. 

La presidenta del Honorable Tribunal Disciplinario, Marisa Oliva, ´explicó que la decisión surgió a partir de un pedido de la secretaría de DDHH y de familiares de Daniel Alberto Toninetti quien estudió en Río Gallegos y despareció en 1976 en La Plata , «de una acción reparatoria de su legajo, ya que figura como cesanteado por incumplimiento, por falta, y reconocer que fue proscripto, cesanteado político por el terrorismo de Estado», afirmó.

Añadió que desde el Tribunal, y la secretaría de Derechos Humanos, se confeccionó un registro de todos los agentes de la administración pública que fueron incorporados a su trabajo ya que en algún momento habían sido cesanteados, también perseguidos políticos, entre el año 1976 y 1983″, detalló.

Recordó que en el año 1984, durante el gobierno de Arturo Puriccelli, se sancionó la Ley Reparatoria que reconoce los años de servicios a aquellos que fueron cesanteados por proscripción política del terrorismo de Estado.

Por su parte la vocal Gremial del Honorable Tribunal Disciplinario ,Sandra Sutherland expresó que “nosotros desde nuestra organización sindical a nivel nacional, hemos trabajado intensamente sobre el reconocimiento y la reparación de los trabajadores del Estado, en este caso, cesanteados y desaparecidos después vueltos a recuperar».

“Fue totalmente shockeante y emocionante indagar en los archivos de la administración pública y desde lo disciplinario, poder analizar esta legislación, que es la Ley 1031, cómo era. Y, digamos, con el diario del lunes, si se quiere, con todos los derechos que tenemos ahora lo terrible que era prescindir de los servicios de un trabajador de la administración pública y una persecución, que hoy se enmarcaría, por una cuestión ideológica, política, sindical. Está bueno el reconocimiento, la reparación e indagar en la historia de la administración pública de nuestra provincia y poder contar, como es en el caso de María Tonineti, los acontecimientos de ese momento y tomar los papeles, tomar los expedientes y desde nuestro Tribunal Disciplinario hacer la reparación, que es, sacar la figura de cesantía”, manifestó.

Para la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Nadia Astrada,  «La firma del convenio es un compromiso con la reparación que aún requieren los familiares y la memoria de los detenidos desaparecidos. Profundiza el compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia con el que trabaja el Gobierno provincial, un trabajo arduo en consolidar cimientos de respeto a los derechos humanos para la Santa Cruz de hoy y del mañana”.

El ministro de Desarrollo Social, Jorge Ferreyra; la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Nadia Astrada y la presidenta del Tribunal Disciplinario, Marisa Oliva, suscribieron  el acuerdo que brinda una acción reparatoria a la memoria de los desaparecidxs santacruceñxs durante la dictadura cívico-militar.