SANTA CRUZ.- El gremio docente resolvió  un paro de 48 horas coincidente con el reinicio de clases luego del receso invernal, en reclamo de un salario para el cargo testigo de 120 mil pesos. La medida de fuerza fue resulta el sábado en congreso provincial, 24 horas después de que el gobierno convocara a dar continuidad a las paritarias.  

Los docentes reunidos ayer en el Congreso Extraordinario Provincial de la ADOSAC resolvieron un paro de 48 horas a realizarse el lunes 01 y el martes 02 de agosto, cuando se retome la actividad luego del receso invernal. «Tras asistir a los espacios de subcomisión salarial y laboral llevando nuestro pliego de demandas y no habiendo recibido ninguna respuesta concreta ante las problemáticas manifestadas», fundamenta la medida que contempla además la realización de movilizaciones por localidad.

El viernes por la tarde el gobierno notificó al gremio de la convocatoria a paritarias para el lunes 01 de agosto. 

Las medidas de fuerza se dan en un contexto de escalada inflacionario que ya se proyecta alrededor del 80% anual, cuando los gremios estatales pactaron salarios con aumentos del orden del 60%.

«Exigimos que ningún docente viva por debajo de la línea de la pobreza. Un salario de $120.000 para el cargo testigo retroactivo al mes de Julio, con cláusula de indexación de acuerdo a los índices inflacionarios que experimente el país», detalla el reclamo docente.


La asamblea provincial también votó el pedido de «mayores inversiones en infraestructura escolar; el rechazo a la reforma laboral que implica la puesta en práctica de la jornada extendida, «política tomada por parte del CPE sin previsibilidad alguna, ni participación real del colectivo docente en el debate por su implementación», argumentan.

Consideran que el proyecto adolece de falta de claridad en aspectos, salariales, laborales y pedagógicos, que «genera que la docencia no admita tal modificatoria».

La Resolución votada por el Congreso Provincial docente.