RIO GALLEGOS.- Un cartel de obra pública que incluye el nombre de la gobernadora Alicia Kirchner, junto al detalle técnico de la ampliación del edificio del Tribunal de Cuentas, dio origen a una nota de la vocal Yanina Gribaudo dirigda al presidente del organismo, solicitándole que adopte medidas ante una acción que transgrede la Ley de Ética Pública que prohíbe a los funcionarios imprimir sus nombres propios o imágenes en publicidades oficiales.

El letrero apareció la semana pasada en el edificio del Tribunal de Cuentas y fue observado en una nota elevada hoy al presidente del organismo, Carlos Ramos, por la vocal por la minoría política Yanina Gribaudo. «El Gobierno usa los recursos públicos para promocionar a sus dirigentes y no respeta las leyes vigentes» aseguró Gribaudo en tanto que opinó que las autoridades máximas son las que «deben dar el ejemplo y ser las primeras en cumplir todas las leyes de la provincia».

En España esquina Alberdi de Río Gallegos se encuentra ubicada la sede del Tribunal de Cuentas y allí se colocó el cuestionado cartel

Gribaudo, en la nota elevada a Ramos, alude al artículo 42 de la ley de Etica en la Función Pública 25188 «la publicidad de los actos, programas, obras, servicios y campañas de los órganos públicos deberá tener carácter educativo, informativo o de orientación social, no pudiendo constar en ella nombres, símbolos o imágenes que supongan promoción personal o de las autoridades o funcionarios públicos».

La vocal solicitó a Ramos que tome medidas sobre lo que sería un flagrante incumplimiento de la ley de ética pública a partir de la aparición del nombre de la gobernadora del letrero.

Un reciente relevamiento realizado por la Red Ruido en las 23 provincias argentinas más CABA, arrojó que el 58% de los gobernadores destinan fondos públicos para promocionar sus imágenes y/o nombres en la publicidad oficial en contra de lo que dice el artículo 42 de la Ley de Ética Pública. En ese relevamiento no se había incluido a la gobernadora santacruceña, dado que la aparición del letrero es posterior a la publicación del informe del 11 julio pasado.

Entre el lote de gobernadores que incumplen a ley se detectó a: Raúl Jalil (Catamarca), Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Valdés (Corrientes), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Ahuad (Misiones), Gustavo Sáenz (Salta), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Osvaldo Jaldo (Tucumán).

El informe también relevó a los intendentes capitalinos de todo el país, concluyendo que 13 jefes comunales infringen la norma sobre ética en la función pública, Pablo Grasso de Río Gallegos, Martín Llaryora (Córdoba), Eduardo Tassano (Corrientes), Gustavo Martínez (Resistencia), Adán Bahl (Paraná), Jorge Jofré (Formosa), Inés Brizuela y Doria (La Rioja), Leonardo Stelatto (Posadas), Mariano Gaido (Neuquén), Bettina Romero (Salta), Emilio Baistrocchi (San Juan), Norma Fuentes (Santiago del Estero) y Germán Alfaro (San Miguel de Tucumán).

En Río Gallegos (Santa Cruz) el intendente, Pablo Grasso, publicita su nombre durante un torneo en un gimnasio municipal.

Ver el informe completo de RUIDO la mitad de los gobernadores no respeta la Ley de Ética Pública.