BUENOS AIRES.- En la tercera jornada de los alegatos en el juicio que por corrupción en la asignación de obras viales a Santa Cruz que fueron asignadas al grupo de empresas de Lázaro Báez durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, el fiscal Luciani exhibió diálogos entre José López y Matías Bezi, para demostrar la participación de Máximo Kirchner en las maniobras que según el fiscal se montaron «para extraer fondos públicos» de las arcas nacionales.

«Hola, pudiste hablar con Maxi para definir la ubicación de las 100 C (cuadras)», le pregunta el entonces secretario de Obras Públicas, José López, al entonces diputado provincial Matías Bezi, «Hola José, si algo definimos. Ayer y hoy estuve con Roberto, y ahora estoy armando un informe para mandarle, te lo mando a vos también», le responde.

El diálogo ocurrió el 17 de abril de 2014 y fue extraido del celular de José López, en tanto el referido Roberto Gómez era el representante técnico de las firmas Austral Construcciones y de Loscalzo y Del Curto, ante el municipio.

Matías Bezi es íntimo amigo de Máximo Kirchner y militante de La Cámpora, luego de ser diputado provincial asumió una vocalía en representación del estado en el Banco Santa Cruz que desde su privatización maneja el grupo Eskenazi, cuya constructora también está acusada en la causa investiga la obra vial en Santa Cruz.

Actualmente Bezi forma se desempeña en una área de YPF comandada por el santacruceño Pablo González.

En mayo del año pasado el diario La Nación publicó que el diputado nacional Máximo Kirchner y su hermana Florencia designarona Matías Bezi como uno de los administradores de sus propiedades.

Contra reloj, el 16 de Mayo de 2014 José López vuelve a comunicarse con Matías Bezi comentándole «recién hablé con Roberto Gómez, mañana a la mañana le entregan todo a Germán. Se demoraron por la inclusión de unos pluviales en la calle Maradona». «Que quede previsto eso, e incluyeron el cómputo por m2», le responde Bezi.

Germán Nivello, era Subsecretario de Obras Públicas, segundo de López, quién en la causa Cuadernos de Centeno admitió haberle entregado en 2015 a Roberto Baratta 1,2 millones de dólares por orden de José López, explicando que «se trataba de aportes recaudado para la campaña electoral».

El apuro en cerrar los trámites pendientes para comenzar la obra de pavimentación de las 100 cuadras de pavimento en Río Gallegos, era porque el último día de mayo la presidenta Cristina Fernández vendría a su ciudad a presentar la obra.

«No son 100 cuadras para que se vea pavimentos, son 100 cuadras con lo que tiene que tener abajo cada cuadra de pavimento para que realmente sirva a la dignidad y mejora de calidad de vida de la gente«, dijo el 31 de mayo Cristina en el anuncio transmitido por cadena nacional.

El cartel de obra de las 100 cuadras construidas por Kank y Costilla empresa de Baez.

Según el fiscal Luciani, Máximo Kirchner tenía injerencia directa en las obras públicas que se realizaban en Santa Cruz y que se redireccionaban hacia el grupo de empresas de Báez, por eso era consultado permanentemente por José López.

Así quedó registrado en otro de los diálogos que se exhibieron hoy durante los alegatos en el que participa el hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández:

«Encaminado de lo de la Viv de El Calafate y de 28 de Nov. El miércoles firma los Dos Convenios Nivello. Viaja a los dos lugares», le escribe por WhatsApp, José López a Máximo Kirchner el 30 de julio de 2015 a las 16:19. Un minuto después le envía el mismo mensaje a Matías Bezi, .