Hector Barabino
Por Hector Barabino

SANTA CRUZ.- En la segunda jornada de alegatos en el juicio oral sobre la causa que investiga corrupción en la obra pública durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, la mayoría de las cuales fueron asignadas a Austral Construcciones, los fiscales, Sergio Mola y Diego Luciani, exponen detalles de las licitaciones con los que prueban que hubo «una organización delictiva para extraer fondos públicos» en beneficio particular.

Los exfuncionarios de Vialidad Nacional y Vialidad Provincial, Juan Carlos Villafañe, Nelson Periotti, Héctor Garro y Raúl Santibañez, son los más señalados como responsables de no haber controlado las obras y de haber autorizado pagos sin certificar el cumplimiento de las obligaciones por parte de las empresas adjudicatarias.

Los pruebas con las que los fiscales buscan demostrar el direccionamiento de 51 obras viales por más de 46 mil millones de pesos a favor de las empresas de Lázaro Báez, son entre otras:

-la cartelización encarnada por el grupo Austral Construcciones, constituido por las empresas de Lázaro Báez además de AC, la firma Gotti Hnos, Kank y Costilla, Loscalzo y Del Curto, y Biancalani que según los fiscales el empresario amigo de Néstor Kirchner fue adquiriendo a través de maniobras extorsivas.

-la falta de publicidad de las licitaciones.

-la celeridad en la adjudicación de las obras.

-el rol de empresas como el grupo Petersen que se presentaban en la licitación para darle apariencia de competencia al proceso.

-la sospechosa cesión de obras de parte de Gotti Hnos hacia Austral Construcciones, una vez que la primera se adjudicaba la obra.

-la falta de control por parte de Vialidad Provincial y Vialidad Nacional, cuyos funcionarios a cargo durante los años que se investigan son los más complicados por su responsabilidad directa en los expedientes.

«Nuestro equipo de fiscales nos pasamos horas, días, meses estudianto cada expediente» dijo el fiscal Diego Luciani en referencia a los expedientes de las obras otorgadas a Austral Construcciones.

Los puntos destacados de la jornada de ayer mencionados por los fiscales en sus exposiciones.

«Lázaro Báez. el socio comercial de los expresidentes», en alusión a Néstor y Cristina Kirchner.

«Fabiana Gotti declaró en el juicio que su padre Victorio le entregó un arma para protegerse», afirmó el fiscal Mola.

«Un empleado de banco se metió dentro de la constructora Gotti»., en referencia a dichos de los dueños de la constructora en el juicio.

Según el fiscal Luciani, Lázaro Báez llevó adelante «un plan para poderarse de empresas y tomar el control de las mismas».

«Gotti ganaba las licitaciones y se las daba a Austral», dijo el fiscal Mola.

«08 de mayo de 2003 se constituyó Austral Construcciones», cuando se sabía que su amigo Néstor Kirchner iba a ser presidente de la Nación. AC nació y creció durante tres gobiernos presidenciales», expuso el fiscal.

«AC se creó sin capital, sin maquinarias, sin ingenieros, por eso su sede física estaba en la constructora Gotti», añadió.

«Si a la vicepresidenta (por Cristina Kirchner) no le interesa como dijo en una audiencia, a este fiscal sí les interesa», enfatizó Luciani, para reforzar su compromiso con la causa que investiga. «La verdad siempre sale a la luz, tarde o temprano. Pero para que la verdad salga a la luz tiene que haber voluntad», afirmó.

«78,4% de las obras en Santa Cruz, fueron adjudicadas a AC», y 2156 millones de dólares, fue lo que cobró Austral Construcciones.

Sostuvo que «Todos los organismos estaban parasitados por la corrupción», en referencia a Vialidad Provincial y Nacional, y que durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, hubo, «un plan ideado por la cabeza del Poder Ejecutivo. Un plan ejecutado durante 12 años».

Presentó pruebas de la cartelización de la obra pública, para lo cual se montó «Un plan licitatorio ficticio, porque participaban Austral, Gotti, Kank, Loscalzo, Biancalani», todas empresas del grupo Austral de Lázaro Báez.

La etapa de alegatos se desarrollará en 9 jornadas, durante tres semanas. Allí se escucharán nombres y se contarán detalles de las maniobras perpetradas para «extraer fondos públicos», bajo la apariencia de destinarlos a obras viales en Santa Cruz, «en la provincia estaban dadas las condiciones», para la comisión de los delitos que se juzgan interpretan los fiscales. «Los expedientes hablan», es una de las frases reiteradas por Luciani.

«29 días transcurrían desde el llamado a licitación hasta que se firmaban los contratos», dijo Luciani sobre las obras adjudicadas a Austral Construcciones.

Austral Construcciones fue «el vehículo» creado para cometer el delito de sustracción de fondos públicos a través de las obras públicas asignadas por los gobiernos de Néstor y Cristina a Lázaro Báez.

«A Báez se le pagó 865 millones de pesos en 34 días mientras el resto de las empresas cobraron 287 millones con demoras de 232 días» Celeridad selectiva, llamó el fiscal.

«Adelantos ilegales de fondos, pagos anticipados, incluso antes del vencimiento de los certificados. Obcenos adelantos financieros, así y todo las obras no los terminaban». es otra de las sentencias del efusivo fiscal Luciani.

Añadió que «en 49 de las 51 obras. Abandono inadmisible de las obras. Redeterminación de plazos que no se justificaban porque los retrasos eran responsabilidad de la empresa».

«Esto generó incomnensurables pérdidas para el estado nacional», resumió.

Llamó «Ingeniería mecanizada», el organigrama montado por el gobierno nacional a partir de la designación de funcionarios en cargos clave, en vialidad nacional y provincial, Ministerio de Obras Públicas, organismo de control, entre otros estamentos que tenían actuación en las decisiones sobre qué obras realizar, con qué empresa y a cuál provincia asignarlas.

«No es casual que cuando Cristina Fernández dejó el gobierno, Lázaro Báez abandonó las obras», aseveró el fiscal Luciani.

">Seguir el enlace con la transmisión en vivo de la audiencia que Cristina Fernández sigue por zoom