*Por Esteban Lehue

EL CALAFATE.- La palabra Ensoñación está relacionada a la fantasía y a los sueños. Y en el Calafate, un proyecto con este nombre ha dejado su sello.Nos referimos a Ensoñación Encuadernaciones, la creación de Maria Elvira Steibel,  quién nació en Santa Rosa (La Pampa) y que desde 2010, a la par de su llegada a la ciudad comenzó a compartir sus creaciones.

Encuadernadora y diseñadora, estudió  Artes Plásticas en la escuela Provincial de Bellas Artes de La Pampa y Diseño Industrial en la Universidad Nacional de Córdoba. Luego comenzó a capacitarse en encuadernación en algunos cursos y también fue creciendo de la mano de su espíritu de autodidacta.  

“Ensoñación Encuadernaciones nació en 2010. Pero antes, tuve otros 2 proyecto,  mientras estudiaba , con el mismo nombre. De vinilos autoadhesivos y de macetas reutilizando azulejos y tachos de pintura ”, recuerda María Elvira ante Winfo Santa Cruz sobre los inicios.

“Antes de venir a vivir a El Calafate vi que había un taller de encuadernación en Casa 13, un centro cultural independiente de Córdoba. Lo dictaba Candela Mirabella. Recuerdo que salí maravillada con el primer cuaderno que fabriqué. Enseguida comencé a practicar y a vender en ferias mis primeras creaciones”, rememora .

El nombre surgió a partir de la lectura de varios de los libros de Gastón Bachelard, un epistemólogo, que escribió “sobre la  Poética de la ensoñación, y sobre las ensoñaciones de los elementos aire, agua, fuego y tierra”.

Diez años después, Ensoñación se diversificó en varios productos . “Actualmente hago trabajos personalizados, a pedido, para particulares y también para restaurantes y hoteles, como menús, libros de firmas, diarios de viajes, regalos empresariales, restauración de libros y estuches de conservación”,  describe la encuadernadora.

“También tengo una producción con temáticas sobre la naturaleza, que vendo en mi taller y por medio de mi tienda virtual con envío a todo el país, como libretas, cuadernos, agendas, y álbumes”, agrega y comenta que a veces trabaja con otros emprendedores como Entrerizomas, que hace serigrafías en La Pampa.

El placer de encuadernar  

Lo que más le gusta de su tarea “es la experimentación e investigación de los materiales, el desarrollo de estructuras y siempre seguir aprendiendo”. 

En 2018 desarrolló, por ejemplo, una nueva técnica como “la estructura Romance y sus variantes”. Esto permite mediante el encastre de un lomo, que funciona como vínculo y la unión de las tapas del libro.  “Las primeras ideas surgieron en un taller de Kathy Abbott, encuadernadora del Reino Unido”, menciona y agrega que cada vez que puede sigue capacitándose con una gran maestra, Sol Rebora.

María también da sus propios talleres y aunque este 2020 la obligó a modificar la forma en que los dictaba paradójicamente, gracias a la modalidad online pudo dar clases para alumnos de  Chaco, Tucumán, Santiago de Estero, Chubut, La Pampa, Buenos Aires, e incluso de España, Chile, México y Perú. 

¿Qué es lo que hace que a pesar de que el siglo XXI haya venido a digitalizar el mundo, la gente continúe buscando algo entre los libros y papeles?

“El objeto libro, en esta época  es más valorado aún. Sobre todo en textos personalizados que tienen un valor de recuerdo. Algo que en lo digital es efímero, intangible, en el libro es concreto. Eso es justamente es lo que se valora”, reflexiona.

A pesar de los cambios durante estos años , el emprendimiento mantiene su vigencia más que nunca.  “Ensoñación es poesía en lo cotidiano. Trato de que lo sea. Es estimular lo emocional, la imaginación y los recuerdos. Es un poco como soñar despiertos. También es la revalorización del trabajo artesanal, los oficios, lo artístico pero a su vez funcional por medio de encuadernaciones únicas, todas diferentes, que hacen foco en los detalles»,  resume

Para contactar a Ensoñación: En Facebook e Instagram: @ensoniacion_encuadernacion Tienda virtual: ensoniacion.empretienda.com.ar