EL CALAFATE.- El intendente Javier Belloni dispuso trasladar la celebración del día del Niño para el 30 de agosto, al tiempo que remitió una nota a la gobernadora solicitando autorización para la reapertura de comercios, el Parque Nacional, y la libre circulación de personas, entre otras actividades. Pide también reabrir alojamientos y gimnasios, y que se puedan realizar actividades de esparcimiento con excepción de las reuniones sociales que continuarán prohibidas.

La medida abre una expectativa para el alicaído comercio local, que mantiene cerradas sus puertas de atención al público, y veía alejarse la posibilidad de reactivar las ventas ante el festejo del tradicional Día del Niño establecido para el próximo domingo en el resto del país.

El decreto municipal 295/2020, dictado a partir del rebrote de casos de COVID-19 en la localidad, había establecido que las ventas comerciales que no se traten de productos de primera necesidad, podían seguir realizándose en forma telefónica u on line y con la modalidad delivery hasta el 16 de agosto próximo, sin embargo la medida no alcanzó para enfrentar la crisis que viven los comercios que estuvieron cerrados por un largo período al inicio de la pandemia.

El Decreto municipal 303/2020 emitido ayer, aclara en uno de los considerandos que «en los días venideros podría considerarse retomar la atención al público en la mayoría de los comercios de El Calafate, lo que favorecería la concurrencia de los consumidores a los establecimientos dedicados a ofrecer bienes relacionados al Día de las Infancias (Día del Niño)».

Publicidad

Publicidad

«Desde el municipio no son ajenos a la difícil situación que atraviesa el empresariado local, principalmente en el sector de PyMEs y micropymes. Para ayudar a mitigar la situación, se apuesta a incentivar la actividad del sector en una de las fechas que mejores ventas permiten en el año, aunque sin dejar de lado la prioridad sanitaria», afirmaron a través de un comunicado de prensa.

Al cierre de esta edición, la localidad de El Calafate, contaba con 77 casos positivos a COVID-19 activos. Razón por la cual el nuevo decreto especifica que no se dará marcha atrás con la norma preventiva impulsada por el rebrote de COVID-19 pero aclaran «los resultados favorables obtenidos, permiten a la Municipalidad comenzar a proponer una alternativa anclada en un nuevo escenario, más seguro sanitariamente y, por lo tanto, más flexible».

Para fortalecer la iniciativa, la Secretaría de Cultura centrará el evento virtual organizado para el “Día de las Infancias” en la misma fecha. La actividad consiste en que todos los niños menores de 9 años envíen su dibujo, relativo a “La leyenda del Calafate” a concursos@elcalafate.gov.ar. Desde el área se adelantó que cada niño que participe recibirá un obsequio para festejar su día.

El pedido a la gobernadora, Alicia Kirchner

El Municipio remitió un pedido de autorización al gobierno provincial, para la reapertura de comercios, El Parque Nacional, servicios de alojamiento y actividades de esparcimiento, entre otras, en el marco del Decreto 891/2020  bajo los protocolos sanitarios.

Desde en COE local proponen, regresar al horario comercial de 8 a 20 HS (delivery y take away hasta las 23 hs para gastronómicos;  reapertura de todos los rubros y actividades que estuvieron activos,  y la apertura del Parque Nacional, servicios de alojamiento e institutos de lengua extranjera.

También solicitan a las autoridades provinciales, permitir la libre circulación hasta las 20:00 horas sin conglomeración de personas y por terminación de DNI –exceptuados de esta medida quienes estén concurriendo a trabajar, a turnos médicos o comerciales.

Asimismo, solicita, la apertura de gimnasios bajo protocolo incluido en Resolución N°1177 del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Santa Cruz; se permitan las reuniones religiosas bajo los términos de la Resolución N°1042-20 del Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia de Santa Cruz, y la libre circulación por la vía pública con motivos de esparcimiento sin conglomeración de personas.

No obstante el municipio aclara que «Continúan prohibidas las reuniones sociales de cualquier índole».

El pedido es «En virtud de la favorable evolución de la situación sanitaria en El Calafate, en la que se verifica la disminución de nuevos casos positivos, y que todos estos se dan por contacto estrecho entre sí, encontrándose aislados y pudiéndose considerar que no hay transmisión comunitaria, considero propicio revisar la normativa con la que se regirá la ciudad a partir del 18 de agosto».