SANTA CRUZ.- A raíz del caso positivo a COVID-19 detectado en la minera Newmont, el gobierno acusó a la empresa de «subestimar los protocolos de salud». La firma explicó públicamente que el trabajador fue testeado como indican las normas y que los contactos fueron aislados. Según el gobierno, el PCR no se realizó en la ciudad de origen del trabajador, por lo que iniciará un sumario.

El contagio con COVID-19 de un trabajador en el yacimiento Cerro Negro, generó una controversia entre la empresa y el gobierno. El secretario de Minería, Gerardo Terraz, acusó a la firma de subestimar los protocolos.

El caso fue detectado en el día 6 de agosto, luego de que se realizara el PCR a los trabajadores arribados a Santa Cruz.

Según el gobierno, el testeo «debió haberse realizado en la localidad de origen como se hace habitualmente», por lo que acusa a Newmont: “Claramente la empresa decidió no cumplir con las medidas y normativas sanitarias de prevención de la enfermedad, poniendo en riesgo no sólo a los trabajadores, sino también a los santacruceños y santacruceñas que podrían contagiarse por la imprudencia de su accionar”. 

Publicidad

Publicidad

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Newmont-Cerro-Negro-1024x1024.png

Por su parte la firma explicóque «el paciente arribó el jueves 06 de agosto junto a otras 17 personas a Perito Moreno con el objeto de realizar los 7 días de aislamiento preventivo obligatorio establecido por el protocolo provincial en un hotel de la localidad antes de subir a la mina».

Agrega que los 18 trabajadores recibieron pruebas de PCR, y confirma que un trabajador de una contratista, «tuvo un resultado positivo». Agrega que el mismo se encuentra asilado y que las restantes 17 personas fueron examinadas y dieron negativo.

No obstante Terraz responsabilizó directamente a la empresa Newmont por incumplir con los protocolos y las medidas de seguridad que el gobierno de Santa Cruz exige y manifestó que “desde el inicio de la pandemia desde el gobierno trabajamos responsablemente para minimizar todos los riesgos;  hoy gracias a la activación de los protocolos de salud, la situación está controlada y todos los trabajadores se encuentran en aislamiento y bajo la supervisión e indicaciones de las autoridades sanitarias de la localidad”.

Adelantó que “el subestimar los protocolos o cumplirlos en forma parcial genera este tipo de resultados, por lo cual, realizaremos el sumario administrativo correspondiente y las actuaciones legales que correspondan para que esto no vuelva a suceder”.