SANTA CRUZ.- «La violencia obstétrica es un tipo de violencia que tiene que ver con el trato que el personal de salud aplica sobre el cuerpo de la mujer y los procesos reproductivos, tiene que ver con un trato deshumanizado, el abuso de la mediación y la patologización de los proceso naturales», define la psicóloga Fernanda Comeña de la subcomisión de Pscología Perinatal del Colegio de Santa Cruz.

Desde la entidad que nuclea a psicólogos de toda la provincia llevan adelante una campaña para visibilizar la violencia obstétrica como parte de erradicar la violencia contra la mujer, para lo cual lanzaron una campaña en redes y pusieron a disposición los contactos de sus redes. La psicóloga Fernanda Comeña residen en Perito Moreno y desde allí dialogó con Winfo Santa Cruz sobre las distintas formas de violencia obstétrica, y consideró que la falta de información sobre esta situación deja a las mujeres en una situación mas vulnerable aún en un momento clave de su vida.

«Por lo general tiene que ver con un maltrato verbal o físico ante el trabajo de parto o parto que la mujer está realizando, por ejemplo una mujer no puede expresar el miedo, las emociones, el llanto o la preocupación o que se sienta infantilizada por preguntar algo o no poder estar acompañada al momento de parir, o no poder tener el contacto continuo con su bebé después de parir o no ser informadas de la medicación que le aplicaron, o bien querer dar la teta y que no reciba la información adecuada, pero sobre todo el miedo o la culpabilización de la posibilidad de que algo salga mal en el parto», detalla Comeña.

Escuchá el audio completo de la entrevista 🔈

Psi. Fernanda Comeña

La psicóloga remarca como la violencia obstétrica es una situación de vulneración de derechos, «por ejemplo en Perito Moreno no contamos con un ginecólogo, y este hospital corresponde a también a Los Antiguos, Lago Posadas y Bajo Caracoles. Si la mujer quiere parir de forma natural, le sugieren que se vaya a Caleta y entonces la mujer tiene que hacer una reorganización económica para iniciar una travesía y pueda parir natural en otra localidad, han viajado mujeres a parir solas, con inclemencias climáticas, teniendo que sacar algún crédito para poder afrontar el gasto del viaje», detalla.