factura 6 por mil

Cuando expiraba su gobierno, De La Rúa prorrogó el impuesto indefinidamente

Desde julio de 1989 hasta hoy la provincia recibió entre 500 y 800 millones de pesos por el denominado impuesto seis por mil que es aplicado a los usuarios de todo el país y del que se beneficia Santa Cruz. Los fondos ingresaron a la empresa Servicios Públicos Sociedad del Estado, pero su destino y el monto preciso es imposible de determinar porque el gobierno manejó ese dinero de manera oculta y discrecional. La ley 23.681 fue impulsada por el entonces Presidente Raúl Alfonsín y promulgada por Carlos Menem, “con el objeto de realizar inversiones en los sectores eléctricos y reducir el nivel de las tarifas aplicadas a los usuarios de electricidad que sean servidos directamente por la mencionada Empresa, a los efectos de que las tarifas tiendan a alcanzar los niveles promedios del resto del país”, según el artículo tercero de la Ley. Más específicamente el atículo 8 establece: “La provincia de Santa Cruz será beneficiada por el gravamen del seis por mil (6‰) hasta la interconexión de la misma con el Sistema Interconectado Nacional (S. I. N.)”. A más de 26 años de vigencia de la normativa Santa Cruz no solo no invirtió en las obras para inteconectarse al sistema ya que el tendido de alta tensión de 500 kw se construyó con fondos nacionales, sino que la tarifa por el consumo de energía que se paga en Santa Cruz sigue siendo una de las más caras de país. Tampoco la provincia blanqueó el manejo de ese fondo varias veces millonario, en cuanto a los porcentajes transferidos por nación; imputación de esas partidas; obras realizadas; entre otra información que jamás el gobierno de Santa Cruz se ocupó en brindar. En los presupuestos provinciales de los últimos 3 años los ingresos declarados por la recaudación del 6 por mil aparecen bajo el ítem “Fondo compensador de tarifas eléctricas” con los siguientes montos: 2013 $14.640.800; 2014 $13.354.600;  y 2015 $13.965.400. Estas cifras están muy por debajo de los montos que la Nación percibió desde la puesta en vigencia del impuesto, y los que según la ley debió transferir a SPSE “en su totalidad”. Un informe de Jorge Lanata  publicado en PERFIL da cuenta de una denuncia que en noviembre de 2005 realizara el Centro de Educación al Consumidor (CEC) ante el juzgado federal número 4, a cargo de Ariel Lijo, por el desvío del destino original de los fondos recaudados por la ley 23.681. Hasta el momento de aquella denuncia se habían recaudado por el “impuesto de Santa Cruz” 447.289.610 millones de pesos.  El cuadro detalla los importes por año y en  millones de pesos: 1989: 65.801 1990: 3.229.397 1991: 12.741.426 1992: 29.433.058 1993: 20.270.000 1994: 23.925.572 1995: 24.373.698 1996: 23.819.897 1997: 26.414.351 1998: 26.511.377 1999: 22.808.032 2000: 26.200.000 2001: 26.200.000 2002: 23.897.002 2003: 26.199.999 2004: 26.200.000 2005: 35.000.000 2006: 35.000.000 2007: 35.000.000 TOTAL: 447.289.610 El monto fijo en $35 millones de los últimos tres años se debe a que la ley fijaba, en 1989, sólo el porcentaje del impuesto (0,6 por mil) pero luego, mediante la ley 25.064 se le puso un tope al monto de la transferencia a Santa Cruz: 26.200.000 pesos. Durante la gestión de Néstor K se subió el tope a 35.000.000. A partir de ese monto el excedente que surja ingresa a las arcas del Tesoro Nacional. Se calcula que hoy Nación recauda tres veces más de lo que transfiere a Santa Cruz. Como ocurrió con los U$S 570 millones que Santa Cruz obtuvo en 1992 por regalías mal liquidadas, el dinero del “impuesto a Santa Cruz” como lo conocen en el resto del país,recién se blanqueó cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia de la Nación.   En 2005 la Provincia declaró que en el periodo 1989 y 2004, recibió por el 6 mil,  $342,2, millones, justificando que se utilizaron 43,8 millones , es decir un 9% del total. El fin del impuesto 6 por mil para Santa Cruz lo decretó la entonces presidenta Cristina Fernández en un acto en el Obispado de Río Gallegos, el 21 de agosto de agosto cuando anunció: “Así que durante el mes de septiembre estimamos, ese fue el cálculo que me ha comentado el señor Ministro de Planificación, vamos a conectar definitivamente a la provincia de Santa Cruz y vamos a eliminar ese molesto 6 por mil de las facturas que tanto nos reprochaban a los santacruceños” Sin embargo los usuarios del resto del país aún siguen tributando el impuesto para Santa Cruz, que tiene los días contados. Aunque todavía no se conozcan los números que se bajararon durante 26 años.