La gobernadora Alicia Kirchner se reunió ayer con directores de hospitales de toda la provincia, y los convocó a trabajar «aunque Santa Cruz no tiene las mismas condiciones de desarrollo, que antes», manifestó la mandataria y recalcó «tengo ocupado casi el 90 por ciento de los ingresos en sueldos». Se manifestó a favor de «dialogar mucho», aunque no profundizó en el conflicto con los médicos y profesionales de la salud que mantiene paralizado a los hospitales públicos, «nos es bueno que un hospital esté cerrado», expresó la mandataria. La gobernadora pidió a los funcionarios atender «primero las demandas de nuestra comunidad, y segundo las demandas internas, con los distintos gremios», expresó Alicia Kirchner, y volvió a insistir, «creo que se van a tener que tomar el tiempo para dialogar, porque creo que el gran problema que tenemos es el diálogo», reflexionó.
Para la ministro de Salud Rocío García, los directores de hospitales están trabajando normalmente, «todos los accesos están libres», señaló. «Estamos trabajando las 24 horas para levantar esta salud pública», remarcó la funcionaria.