13835835_498285347036846_730416329_oEL CALAFATE.- Desde la iniciativa Calafate Lactancia y Crianza también se sumaron a la teteada nacional en repudio al hecho ocurrido el martes último en San Isidro cuando un agente de policía comunal quiso detener a una madre que amamantaba en una plaza. Con una «teteada» nacional, mujeres de todo el país se manifestaron el sábado pasado a las 15 horas en  plazas de todo el país. En Buenos Aires, la convocatoria central se realizó en el mismo escenario de los hechos pero también hubo réplicas a lo largo y a lo ancho de la Argentina. En El Calafate fue en la plaza Perito Moreno, pese al frío, abrigadas, con mantas y unos mates calentitos, las mujeres junto a sus bebés,  hicieron su demostración pública de lo que cada vez mas es una prédica: la lactancia materna. «No fuimos muchos, pero aportamos nuestro granito de arena a la movilización nacional. Desde esta página agradecemos la participación de quienes concurrieron y de la desinteresada colaboración de Los Colifates, la prensa y Cristina Mercedes Piñan quien nos cedió las fotos», detallaron las mujeres de CLIC agrupación impulsada por la guía de turismo, Valeria Roich. «La lactancia materna es la alimentación con leche del seno materno. La OMS y el UNICEF señalan asimismo que la lactancia «es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños», comparten en su página de Facebook la agrupación CLIC que surgió como un grupo de crianza. El caso La Ley 26.873 de promoción y concientización pública sobre la lactancia materna, promulgada el 5 de agosto de 2013, alienta y promueve esta práctica, que no está penada por ninguna normativa provincial o municipal. Constanza Santos, la chica de 22 años que intentó amamantar a su hijo de ocho meses en la plazoleta del Mástil, ubicada en el cruce de 9 de Julio, Belgrano y Acassuso, en pleno centro de San Isidro, publicó en Facebook el martes pasado el relato de cómo fue increpada por la policía. Señaló que tras haber estado en una entidad bancaria, se sentó en la plaza del mástil a darle de comer a su bebe, oportunidad en la que se le acercaron dos policías mujeres que le dijeron que no podía amamantar porque estaba prohibido por ley. Constanza recibió la amenaza de ser llevada detenida por resistencia a la autoridad y decidió, días después, «hacer la denuncia. Fui a las comisarías, a los juzgados y a las fiscalías de la zona, me terminaron derivando a la Comisaría de la Mujer ubicada en Juncal 46, en Martínez. Cuando llegué allí me dijeron que no podían tomarme la denuncia porque no me habían golpeado ni a mí, ni a mi hijo», detalló. La noticia se viralizó en las redes sociales. Y las mujeres de todo el país salieron a las plazas a respaldarla.