De vido y golpeadores

Los intendentes de Santa Cruz recalaban en el despacho de De Vido, quien junto a López les daba sumas millonarias para obras

El ex secretario de Obras Públicas José López  aseguró que como estaba estructurado el sistema, eran las provincias o los municipios los encargados de contratar y controlar el avance de las construcciones.  Explicó que  «el responsable jurisdiccional, provincial o municipal aprobaba el certificado de avance de obra, el cual una vez aprobado por la jurisdicción era enviado al organismo nacional». Si bien su testimonio fue en el marco de la causa por el programa «Sueños Compartidos», que lo imputa junto a Julio De Vido por el desvío de 206 millones de pesos, López trazó una defensa similar a la que días pasados esgrimió el empresario Lázaro Báez, cuando sostuvo que él le había solicitado a la justicia «que llamen a declarar al gobernador, a los intendentes, y a los presidentes de Vialidad», por el supuesto pago de coimas en la Obra Pública en el que se lo involucra. José López, quien manejó la Obra Pública en Santa Cruz y en Nación los últimos 25 años,  detalló que los certificados de obra «eran emitidos por la jurisdicción en su carácter de comitente de la obra, aprobados por ellos, y solamente era requerido el financiamiento que era el compromiso del Estado Nacional».
Hablen con Julio

En tiempos de campaña se duplicaban los fondos a los intendentes para obras que luego no se concluían o se pagaban de más. Otras, ni siquiera se hicieron.

Según señaló, «una vez que los fondos nacionales se enviaban a la jurisdicción, éstos pasaban a ser provinciales o municipales según correspondiera; y cuando la jurisdicción abonaba bajo su responsabilidad el certificado o la empresa contratada, ese fondo pasaba a ser privado». Mas flaco y mejor predispuesto a hablar   López declaró durante casi dos horas,  indicaron fuentes judiciales, se defendió de las imputaciones en la causa «Sueños Compartidos», en donde el lunes próximo deberá declarar el ex ministro de Planificación y hoy diputado Julio De Vido. Sin embargo, la expectativa está puesta en lo que sucederá mañana: para las 10 de la mañana está citada Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, quien ya faltó a una primera audiencia. El juez Marcelo Martínez De Giorgi, a cargo de la investigación, deberá resolver si ordena su detención, si es que la dirigente decide no aparecer en los tribunales. La Fundación Madres de Plaza de Mayo recibió 748 millones de pesos para llevar adelante la construcción de viviendas sociales y centros sanitarios, pero se habrían desviado 206 millones de pesos, según estableció la causa. Hoy López fue trasladado de la cárcel de Ezeiza, donde cumple arresto desde el 14 de junio pasado, cuando lo atraparon en el convento de General Rodríguez con casi nueve millones de dólares en su poder. Fuentes del caso contaron que desde que está preso bajó quince kilos, pero lo notaron «muy colaborador y entero», muy distinto a como lo habían visto en las primeras horas después de su arresto.   Fuente: Agencia DYN