Sin títuloSin acuerdo entre las partes finalizó ayer la primera reunión paritaria del segundo semestre en la que los docentes pidieron un aumento de 18.500 pesos para el cargo testigo,  y el gobierno negó toda posibilida de otorgar incrementos salariales, argumentando las dificultades económicas por las que atraviesa la provincia. «Todo depende de Nación», fue la postura de los paritarios del Ejecutivo Provincial, «no se tienen los recursos para afrontar en tiempo y forma lo pactado anteriormente, menos se puede comprometer a un aumento», se sinceraron los funcionarios, encabezados por el titular del Consejo de Eduación, profesor Roberto Borselli. ADOSAC,  había planteado el incumplimiento a las actas firmadas en junio en sede laboral en las que la Provincia se comprometió a pagar los retroactivos de abril a jubilados y activos. Aunque el reclamo más enérgico de los gremialistas fue por el pago desdoblado de salarios, lo que fue calificado como «un acto de discriminación», contra los maestros que son los últimos en percibir sus haberes, y fuera de término. Los dirigentes de ADOSAC encabezados por Pedro Cormack, Ezequiel Alós, y Claudia Mazzini, también cuestionaron la falta de actuación de la Secretaría de Trabajo «como garante de los compromisos firmados», ya que no había accionado ante las faltas del gobierno. «No es por mala voluntad», se defendieron los funcionarios provinciales, «desde diciembre no se han recibido fondos de nación como en años anteriores», volvieron a argumentar. «De la totalidad de los ingresos de la provincia el 85% se destina al pago de sueldos y el 15% para funcionamiento del estado, salud, educación, desarrollo soci», insistieron. «Se espera que se avance en los préstamos para regularizar los pagos en tiempo y forma de todos los trabajadores de la provincia», fue otro de los argumentos de Mónica Morandi, y  Elena González de Ramps, ambas representantes del Ejecutivo en la mesa de negociaciones. Viejos reclamos sin respuesta Ante el reclamo de los docentes, sobre el mal estado de los edificios escolares, al que calificaron de «grave»,  desde el Consejo de Educación argumentaron que «el problema edilicio es de varios años», en tanto se comprometieron a «hablar con la gobernadora», sobre el reclamo de los maestros de poner fín a la intervención en la Caja de Servicios Sociales. «El funcionamiento de la CSS tiene 30 años, sin presentación de balances, desfinanciamiento, y discrecionalidad en el manejo de los fondos públicos», planteó la ADOSAC. Los docentes también pidieron por la falta de recibos de sueldos que no son suministrados regularmente a los trabajadores; el pago de las retenciones judiciales (cuota alimentaria), y la regularización de las cuotas sindicales que el gobierno retiene a los afiliados a la ADOSAC ,  y no los deposita al gremio, lo que constituye el delito de retención indebida de haberes. Respecto a los recibos, les ofreciron un «link» en la página web del CPE para imprimir los recibos online. Adosac responde que «el tema de los recibos digitales lo planteamos hace 3 años, pero es que inaplicable debido a que en localidades del interior internet funciona de manera precaria o directamente no funciona». En cuanto a la deuda de la cuota sindical el Ejecutivo se comprometió a  realizar un plan de pagos previa verificación de los montos de la millonaria deuda por  aportes sindicales. Final abierto Sin fecha de reanudación de las paritarias,  la ADOSAC ratificó que hasta que no se haga efectivo el pago de septiembre, y  el retroactivo de abril, continuarán con retenciones de tareas.  En tanto el gobierno manifestó «la intención es adelantar el debate salarial para principios de 2017», y volvió a asumir el compromiso, «El retroactivo adeudado, se pagará la seman próxima», sobre lo cual se confeccionó un acta con el cronograma de pagos. Acta compromiso con fechas de pago Acta ADOSAC Gobierno 07 octubre