El reclamo de los rectores por quedar fuera de una partida presupuestaria

RIO GALLEGOS.-El fiscal federal Guillermo Marijuán denunció a 52 universidades nacionales para que se investiguen millonarios fondos transferidos a las casas de altos estudios de todo el país por el gobierno kirchnerista. «Todos y cada uno de los pesos recibidos deben ser verificados y acreditados en cuanto a que hayan tenido un destino legal y lícito», reclamó la denuncia. Entre noviembre y diciembre de 2015 se habrían distribuido 747 millones de pesos.Marijuan presentó las denuncias por separado y distintos jueces fueron sorteados para analizar los casos. Se trata de las universidades de Buenos Aires, Catamarca, del Centro de la Provincia de Buenos Aires, del Comahue, de Córdoba, de Cuyo, de Entre Ríos, de Formosa, de General San Martín, de General Sarmiento, de Jujuy, de La Matanza, de La Pampa, de La Plata, del Litoral, de Lomas de Zamora, de Luján, de Mar del Plata, de Misiones, del Nordeste, de la Patagonia San Juan Bosco, de Quilmes, de Río Cuarto, de Rosario, de Salta, de San Juan, de San Luis, de Santiago del Estero, del Sur, Tecnológica Nacional, de Tucumán, de La Rioja, de Lanús, de Tres de Febrero, de Villa María, Patagonia Austral, de las Artes, de Chilecito, del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, de Río Negro, del Chaco Austral, de Villa Mercedes, de Avellaneda, Del Oeste, de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur; de Moreno, Arturo Jauretche, de José C. Paz, de Comechingones, de Hurlingham, del Alto Uruguay y de Rafaela. Cada juez deberá determinar quiénes fueron las autoridades de los empleados que tuvieron roles preponderantes en el manejo de los fondos públicos recibidos. Distribución «arbitraria» Mientras tanto, la UNPA se sumó al reclamo por una supuesta distribución arbitraria de fondos. El reclamo lo realizaron 34 rectores de las UUNN entre ellos el rector de la UNPA; Hugo Rojas, durante una reunión en la ciudad de Buenos Aires, donde plantearon que 34 de las 56 casas de alto estudios, no fueron incluidas en la partida complementaria de 1.028 millones que aprobó la cámara de Diputados. Durante el encuentro, llevado a cabo en la Casa de la Provincia de San Juan, los rectores manifestaron su disconformidad respecto de esa decisión y ante el desconocimiento de los mecanismos que llevaron a la exclusión de 34 casas de altos estudios, solicitaron al Consejo Interuniversitario Nacional la constitución de un Plenario Extraordinario para el 21 de noviembre en Buenos Aires. El objetivo es asistir al día siguiente a la reunión de la Comisión de Presupuesto del Senado Nacional para exponer ante los senadores – que aún deben tratar el Presupuesto aprobado por Diputados- cuál es la posición del CIN respecto de la distribución y asignación de recursos en el sistema universitario.