reyes rr

Mural en proceso de culminación por parte del Artista Alfredo Segatori en una de las paredes del gimnasio del Colegio Guatemala en la ciudad de Río Gallegos.

Por Eduardo James.- Luego de setenta (¿?), ochenta (¿?) noventa (¿?) días sin clases por retenciones, paros, falta de agua, problemas de luz, roedores y muchas otras calamidades más que azotaron a nuestra provincia, culmina el ciclo escolar 2016. Como Sabemos, el presidente Borselli comienza su segundo mandato (Gestión Alicia Kirchner) ante la cartera educativa de un modo tan nefasto como lo fue su último año de su primer mandato en el 2011 cuando era gobernador Daniel Peralta. En el artículo anterior, he enumerado algunas falencias y problemas que debería enfrentar esta gestión que presenta importantes signos de inacción (¿?), falta de dirección política y entiendo un endeble “equipo” de funcionarios que no permiten vislumbrar una rápida recuperación que repercuta considerablemente en las trayectorias escolares de nuestros hijos y en la política educativa provincial. Es dable mencionar como a pesar de la grave discontinuidad en las clases por los motivos expresados existió un llamativo silencio del arco político y funcionarios del estado provincial. Ni Diputados, ni Intendentes se pronunciaron fuertemente al respecto, mientras que la Vocal en representación de los Padres en el Consejo permaneció en silencio, residiendo todos estos años en su localidad de origen: El Calafate, sin ni siquiera participar de la vida diaria en el organismo, trabajar en las dos comisiones junto al resto de los Vocales por el ejecutivo y electos y menos desarrollar proyectos, dado que no se conoce que haya presentado alguno. Tampoco se escucharon voces de los “Magistrados” del poder judicial (Jueces de Menores, y de Familia, Defensores de Menores, etc.) solicitando instar al diálogo o presentando algún tipo de medida que intente favorecer a nuestros hijos, sujetos de derechos según la Ley N° 26.061 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes. Este silencio por parte del gobierno y de los otros poderes del estado demuestra el desprecio y desinterés que tienen por la Educación y por la ciudadanía en general. En este contexto la Resolución 1115 (de readecuación de contenidos) aprobada por el presidente Borselli en mayo de este año, no pudo dar respuestas a los días sin clases reafirmando la máxima “día que se pierde no se recupera”. En estos últimos días pudimos observar como el gobierno de la educación (junto a Alicia Kirchner) realizaba una apologética exaltación de las actividades de cierre de los programas de políticas socio-educativas en el Ateneo Néstor Kirchner (en la calle Alvear casi Tucumán) cuando paradójicamente por indicación de la Dirección de Nivel el 16 de diciembre se dan de baja a todos los coordinadores de los Cabi junto a los promotores de salud precarizando su situación laboral y prescindiendo de sus servicios hasta (quizás) el 1 de abril del próximo año. Estas políticas de la nada de la gestión Borselli se evalúan con solo leer los partes de prensa que emite el CPE en los medios gráficos locales así como en las resoluciones y acuerdos que emanan de las sesiones del mismo, lo que nos interpela a saber cuáles serán las razones por las que aun después de la tragedia educativa de este año no han existido cambios en este Ministerio. La Inscripción de alumnos de Nivel Secundario Año tras año asistimos y somos testigos de las largas colas, acampes, pernoctes y “fogones” que realizan los padres y tutores de los alumnos de 7° año para lograr un buen lugar y así elegir el Colegio Secundario para enviar a su hijo. Es increíble como el Consejo no ha revertido esta situación, aprobando una norma que regule las inscripciones y evite que los padres, una vez conocida la fecha y lugar de inscripción, automáticamente corran a realizar la cola. El discurso del organismo y de sus funcionarios (uno lo expresó hace días con motivo de la inscripción para 1° año de la Escuela Primaria) es que “las vacantes están garantizadas”, cuestión que no hace más que reafirmar lo que indica la Ley Nacional de Educación 26.206 y la Ley Provincial 3305 en cuanto a que el estado garantiza el derecho constitucional de enseñar y aprender y el acceso de todos los ciudadanos a la información y el conocimiento. Pero lo que acá cuestionamos es la metodología utilizada para la inscripción (aun cuando las vacantes están aseguradas para todos y todas) teniendo en cuenta que los padres/tutores intentan ganar un buen lugar para elegir un “buen colegio” para sus hijos. Ahora bien, ¿cómo surgen las vacantes en cada Institución? Cada colegio tiene un mínimo de cursos de primer año (Ejemplo: 1° año A, 1° año B y 1° Año C) y un máximo de alumnos por año que está en relación directa con las dimensiones de cada salón-curso (como máximo en general son treinta y cinco alumnos). De esas 105 vacantes para 1° año (tomando tres cursos como el ejemplo y un máximo de 35 alumnos por cada uno) una parte las otorga la Institución para los hermanos de los alumnos que ya cursan en ese Colegio y para los hijos de los docentes de la misma; esto enmarcado en lo que regula el acuerdo que aprueba el Calendario Escolar. La vacantes restantes las otorga LUA (Legajo Único de Alumnos), oficina que funciona y depende de la Dirección Provincial de Educación Secundaria en las inscripciones que se desarrollarán (en Río Gallegos) en el Colegio N° 23 República de Guatemala este lunes 5 de diciembre. ¿Qué cuestionamientos tiene este sistema, además de las largas colas de varios días? Los padres no tienen acceso a la información de cuantas vacantes hay por cada Institución, y mucho menos, cuantas vacantes se cubrieron en cada Colegio con hermanos de alumnos e hijos del personal; por lo que el sistema no es transparente y deja pensar en inscripciones solapadas para los amigos del poder. Esta situación fue planteada hace unos años por un grupo de Supervisores quienes presentamos un proyecto tomando como norma un sorteo de las vacantes (similar metodología de otras jurisdicciones) ante escribano público en un recinto donde este la información detallada de las vacantes que ofrece cada Institución; lo que sin dudas mejoraría sustantivamente este proceso y evitaría los inconvenientes que a lo largo de estos años hemos presenciado (largas colas, muchos días de espera, conflictos entre padres, pagos por guardar un lugar, etc.) y el famoso “acomodo” de inscripciones para algunos “amigos”. El proyecto de referencia fue presentado ante los actuales Vocales electos Norma Moralejo y Pedro Muñoz quienes confeccionaron el expediente, lo presentaron y lamentablemente Borselli no le dio tratamiento hasta el día de la fecha. Hoy domingo 4 de diciembre por la mañana realicé una caminata por la costanera local y no dejo de sorprenderme como en la parte de atrás del Colegio Guatemala cientos de padres estaban acampados (autos, sillas, mesas, carpas, etc.) esperando la inscripción para mañana lunes (el acampe en esta ciudad comenzó el día jueves pasado), lugar donde además se desarrollarán las elecciones de Vocalías para las Juntas de Clasificación de los tres niveles y modalidades y Vocalías para el Consejo; lo que demuestra a las claras que no pueden organizar ni articular dos actividades que sin dudas convocará a miles de personas, afectando además la actividad escolar. La política educativa en Santa Cruz continúa en deuda con la ciudadanía. Muchos no olvidaremos este año como los peores de la historia educativa provincial. Las políticas de la nada de la gestión Borselli han tocado fondo y con ellas la educación de nuestros hijos. Personajes de nuestra historia magníficamente retratados en una de las paredes del Colegio 23 son testigos silenciosos de parte de este relato. Para pensarlo. Mural en proceso de culminación por parte del Artista Alfredo Segatori en una de las paredes del gimnasio del Colegio Guatemala en la ciudad de Río Gallegos. *Eduardo James: Profesor y Licenciado en Educación Física. Post-Grados en Flacso. Fue Vice-rector, Rector y Supervisor en la Escuela Secundaria. Vocal electo de Escuelas públicas en el C.P.E 2008/2012. Docente Jubilado del sistema educativo provincial. Mail: jamesconj@hotmail.com