Captura de pantalla 2017-01-17 12.09.01RÍO GALLEGOS.– Abrieron ayer las escuelas de verano para los alumnos primarios y secundarios a fin de completar los contenidos que no fueron alcanzados por la pérdida de la mitad de los 180 días obligatorios de clase dictados durante 2016 en la provincia, en un operativo acordado por el Consejo Provincial de Educación y el Ministerio de Educación y Deporte de la Nación. «La expectativa es que las familias aprovechen estos espacios, que sea efectivo el resultado, y finalmente acrediten las materias y puedan seguir evolucionando en su desempeño escolar de manera normal, a pesar de toda la situación que se dio durante 2016», dijo a Télam la coordinadora de Políticas Socioeducativas del CPE, Rosana Larcher. La cantidad de días de clase dictados en Santa Cruz durante 2016, por paro docente y otros factores y sobre todo, la validez de los títulos de los chicos que cursaron 5to año, fue motivo de una disputa entre el ministro de Educación y Deporte de la Nación, Esteban Bullrich y las autoridades educativas de Santa Cruz. Bullrich y su par de Santa Cruz, Roberto Borselli, con sus equipos técnicos, mantuvieron reuniones en diciembre pasado para acordar estas medidas y enfrentar la crisis educativa que atraviesa la provincia. La funcionaria provincial a cargo del operativo informó que fueron habilitados más de 30 espacios en toda la provincia, que funcionarán mañana y tarde en los centros comunitarios y bibliotecas populares, con un promedio de entre 30 y 65 chicos inscriptos en cada sede y que prevén continuar cuando los chicos hayan iniciado la asistencia a espacios compensatorios previstos en el Calendario Escolar 2017. «Los horarios se distribuyen entre la mañana y la tarde, de acuerdo al campo de conocimiento al que asiste el alumno», dijo la funcionaria, y que en el inicio de la actividad, tanto en Río Gallegos, como en Caleta Olivia, Pico Truncado y Las Heras, faltando relevar las localidades de la zona centro y sur, «fue con un movimiento importante en el turno mañana, siendo que los chicos están de vacaciones». Larcher informó que el operativo dispuesto para enfrentar la disparidad en el dictado de clases en Santa Cruz, es una propuesta aprobada por el gobierno nacional, que dispondrá de los fondos necesarios para el pago a los 217 docentes que tendrán a su cargo estos espacios, y que luego la provincia deberá acreditarlo ante las autoridades nacionales, «por eso es requisito que sean monotributistas».- FUENTE: TÉLAM