Cormack «En una provincia donde la mayor parte de la población trabaja en la administración pública, la gobernadora debiera estar llevando tranquilidad y certidumbre, y no amenazar, descalificar, o asumir un papel de víctima», reflexionó Pedro Cormack, sobre los dichos de la gobernadora quien se expresó en duros términos contra la ADOSAC, y los trabajadores que llevan adelante medidas de fuerza. «Tratar de intolerantes a quienes reclaman cobrar sus sueldos de Diciembre en mitad del mes de enero, expone y ridiculiza a un gobierno», señaló Cormack, quien calificó de ‘insensible y miope’ a la  gestión de los kirchner, «por  como han degradado la provincia durante décadas, y por su incapacidad de visualizar que han gozado durante todos estos años de una amplia tolerancia social», resumió el dirigente. En diálogo con Winfo Santa Cruz, Cormack evaluó que los dichos de la  gobernadora sobre los trabajadores de canal 9 a quienes calificó de intolerantes por realizar medidas de fuerza , «resultan agraviantes para toda la clase trabajadora». En cuanto a las expresiones de Alicia Kirchner sobre que ADOSAC miente sobre la existencia de ahorros en las cuentas públicas, Cormack respondió que «reflejan un grado de alienación considerable, evadir la sombría realidad que atraviesa nuestra provincia, sin ningún tipo de autocrítica, es su primer síntoma», señaló. El docente destacó que «lo paradójico de estas descalificaciones es el hecho de que cuando cualquiera de nosotros intentamos definir al Kirchnerismo en pocas palabras, dos de ellas, sin dudas, podrían ser: intolerantes y mentirosos, casualmente las palabras que utilizó la gobernadora para referirse a trabajadores que reclaman legitima y dignamente por el pago de sus salarios». Consideró que Alicia Kirchner «subestima la inteligencia de la sociedad en su conjunto» al decir que ‘todo no es tan malo porque hoy empiezan a cobrar algunos sectores´ es una burla, un cachetazo al sentido común, es tan descarado como violento», remarcó,  al tiempo que acusó al gobierno de intentar victimizarse: «En una provincia donde la mayor parte de la población trabaja en la administración pública, la gobernadora debiera estar llevando tranquilidad y certidumbre y no amenazar, descalificar o asumir un papel de víctima. ¿Víctima de qué y de quiénes?», se preguntó. En cuanto a la imputación que hizo Alicia kirchner a la ADOSAC, de no querer dialogar, Cormack respondió: «¿Falta de dialogo por parte de ADOSAC? El kirchnerismo estuvo 17 años sin recibir a nuestro sindicato. Si la gobernadora quiere hablar con ADOSAC que llame a paritarias y vaya personalmente, ese es nuestro espacio y lo respetamos. Y si también, desea definirnos como sus enemigos visibles, le advertimos que tanto nuestro gremio como la MUS no serán sometidos ante los atropellos, las prebendas y el ajuste». Por último cuestionó que «Para gobernar hay que tener capacidad de análisis político, decisión y autocritica. Si creen quienes gobiernan que el método del kirchnerismo más ortodoxo es la solución para el hoy de Santa Cruz, evidencian, una vez mas, un desconocimiento absoluto de las condiciones sociales y políticas de nuestra provincia», los métodos k de la acción política están en irremediable descomposición», concluyó el dirigente.