EL CHALTEN.- Ante el reclamo de los padres de asamblea del Secundario 28, la concejal Milagro Canchi del Frente para la Victoria, (FPV) tuvo que reconocer que había opinado sobre la situación de la escuela sin haber ido ni consultado a la comunidad educativa que lleva adelante hace dos semanas una ocupación pacífica del establecimiento. Ocurrió hoy al término de la sesión del Concejo Deliberante que estuvo atravesada por la urgencia de una nueva escuela para la localidad. Durante la mañana, desde el Concejo Deliberante difundieron un comunicado de prensa donde la concejal Canchi pidió a quienes están participando de la ocupación del Secundario 28, “que depongan su actitud”, ya que según la edil, “ya se cumplieron todas las exigencias”,  sobre la puesta en condiciones del edificio escolar. La Asamblea de padres había solicitado a los concejales que sesionen en el Secundario, ante la negativa, llevaron su reclamo al recinto deliberativo y al estilo de estos tiempos hicieron notar su reclamo levantando letreros con el mensaje #SecundarioYA. Tras el término de la reunión, por pedido de los padres, la concejal junto al presidente del cuerpo, Ricardo Compañy los recibieron en una reunión informal. En definitiva los padres querían manifestarles su desagrado por los dichos vertidos en el comunicado de prensa. “Le planteamos que los dichos que ella había vertido en el parte de prensa, no eran exactos, que ella dice que está todo solucionado y no es así. Por eso en la reunión que hubo ayer hasta las 9 de la noche –padres, alumnos, docente- analizamos que se hizo mucho, pero aún no estaba todo listo. Dijimos que NO íbamos a arrancar las clases hasta que este todo terminado que es lo que firmamos para que las clases sean dadas en condiciones de seguridad e higiene para los chicos”, relató Cecilia Facal a Winfo Santa Cruz. Canchi se reunió con el presidente del Consejo de Educación, profesor Roberto Borselli, para interiorizarse de los avances de las obras necesarias para acondicionar el edificio del Secundario 28 de El Chaltén que permanece tomado por padres, alumnos, y docentes, según informó en el mismo comunicado de prensa. “Ella nunca cruzó la plaza. Ella no se acercó ni como concejal, ni como docente ni como madre. Nada de eso le alcanzó para ir a la escuela. Las clases no empiezan porque no están dadas las condiciones de seguridad e higiene y si los padres tomamos esta decisión fue porque queremos las clases, no porque no queremos. Y sospechamos que si conseguimos todo esto es porque tomamos esta actitud. Todas las notas y pedidos de notas enviados durante años, no funcionaron”, detalla Facal una de la asistentes a la reunión. La concejal del Frente para la Victoria,  manifestó que en el comunicado que molestó a los padres que “además de haber sido electa para representar al pueblo, soy docente de este pueblo”, y planteó que tiene un hijo que cursa quinto año, “y no puede asistir a la escuela por la decisión de unos pocos que dicen representar a todos”, cuestionó. La respuesta de los padres fue en forma personal en el Concejo Deliberante. “Le hicimos saber que sus dichos nos habían parecido fuera de lugar en principio porque no se acercó, no asistió y le comentamos que en estas asambleas, no intentamos representar a otros, sino que representamos a nuestros hijos. La que debe representarnos a nosotros frente a las autoridades es ella, y no a la inversa», señaló Facal. La reunión terminó mejor que como empezó. La concejal se comprometió a visitar la escuela, a ver lo que se había hecho y a continuar gestionando a favor del Secundario. Incluso llegó a reconocer que a lo mejor las palabras no habían sido bien elegidas para expresar lo que ella pensaba, y se disculpó por eso. El domingo a la tarde, en una nueva asamblea, la comunidad educativa del Secundario 28 decidirá si levantan la medida, que como ya adelantaron, dependerá que las autoridades cumplan con todo lo que se había solicitado el 20 de febrero pasado. “La ocupación es consecuencia de la inacción de diez años y de la lentitud de 15 días”, concluyó otra madre que también asistió a la reunión.