Elsa Ilnao

Elsa en la carpa donde reclama junto a sus compañeros

RÍO GALLEGOS.- Elsa Ilnao, miembro del grupo Jubilados Unidos que desde hace más de un mes reclama ante la Caja de Previsión Social por el pago de sus haberes en tiempo y forma, sufrió una descompensación mientras participaba del izamiento dominical en el mástil central de la ciudad en Avenida Kirchner y San Martín. «Sintió una opresión en el pecho, y por suerte estaban sus hermanos así que ellos mismos la llevaron hasta el hospital», contó a Winfo Santa Cruz, una de las jubiladas que participaba de la manifestación. En el nosocomio los médicos le detectaron arritmias, la estabilizaron, y le indicaron permanecer internada 48 horas en observación en sala de terapia intensiva. Elsa no tenía antecedentes cardíacos, mañana darán un nuevo parte médico informando sobre la evolución de su salud. Según sus compañeros Elsa se encuentra bien anímicamente,  y atribuyen el episodio en su salud a las tensiones que está viviendo producto del largo reclamo que están llevando adelante hace más de un mes, sometidos a estrés y el rigor del clima en la carpa localizada en la vereda de la Caja de Previsión. Captura de pantalla 2017-04-30 a la(s) 18.39.47Elsa es jubilada de la docencia y una de las más activas voceras de sus compañeros.  Durante la visita a Santa Cruz del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano,   fue la encargada de transmitirle los reclamos al funcionario nacional. Durante la masiva movilización de estatales pidiendo por Educación, Salud, Justicia, y Salarios, realizada el sábado 27 de abril, Elsa Leyó el documento principal suscripto por una docena de gremios.   Las advertencias sobre la salud de los jubilados que el gobierno desoye El 18 de abril la Defensora Oficial de Mayores, Adriana Peralta, advirtió a la ministro de Desarrollo, Paola Vessvessian “de las distintas situaciones infrahumanas que padecen en la actualidad los adultos mayores que se encuentran en las inmediaciones de la Caja de Previsión Social”, en referencia a los jubilados que pernoctan en una carpa frente al edificio. La dra Peralta señala que están expuestos “a bajas temperaturas, inhalación de tóxicos por la quema de cubiertas, no cuentan con alimentos, sanitarios, ni ropa térmica adecuada, entre otras tantas falencias que deben sufrir”, detalla. El 19 de abril  el organismo previsional emitió una dura respuesta negando que con su accionar los funcionarios de la CPS produzcan “cualquier daño físico o psíquico” a los jubilados.