En respuesta a los telegramas enviados por los jubilados por la falta de pago de los haberes de marzo, la Caja de Previsión Social les envió una carta documento negando que el organismo pague fuera de término, que los responsables de la Caja incurran en la figura de la falta a los deberes de funcionario público,  niegan cualquier tipo de discriminación, y que con su accionar la CPS produzca «daños a la persona» de los jubilados. Con un lenguaje frío y hasta hostil en el texto de la carta documento, la nota intenta desmentir lo evidente como lo es el hecho de que los pasivos vienen cobrando tarde y con tope, y que hasta ahora no se ha completado el pago a la totalidad de los pasivos, como por otra parte reconoce en su respuesta la propia apoderada de la CPS, dra Mariana Paola Isak. El tono de la Carta Documento trasunta el mal humor del presidente del organismo, «no me gusta que me envíen cartas documento», les manifestó a los pasivos. Respuesta de la Caja de previsión