Foto: Facebook
Foto: Facebook
RÍO GALLEGOS.- Tal lo anunciado por Jubilados Unidos hoy permitieron el ingreso del personal de la Caja de Previsión «para que se proceda a la liquidación de la totalidad de los haberes a todos los pasivos antes del 7 de cada mes», de acuerdo a la resolución del juez Andrade. A las 08 am hora prevista de ingreso del personal no se presentó ningún empleado a trabajar ni tampoco lo hizo el presidente del organismo, Ariel Ivovich, quien desde el lunes cuando agredió a jubiladas y fue detenido por hasta el martes a las 21 horas que recuperó su libertad. Según trascendió los empleados no habían sido notificados de que deberían reintegrarse al trabajo ya que desde que el presidente del organismo dispuso el cierre del mismo, el personal no concurría a sus labores. Aunque los jubilados habían adelantado que a Ivovich no le permitirían el ingreso por su carácter violento, por lo que además exigen al gobierno que lo aparte del cargo. Sí se presentaron a cumplir con sus tareas  el vocal por los activos Fernando Alarcón, y el del Ejecutivo Humberto Quiñones. También concurrió el Comisario Mayor Abboud, junto con policías para constatar las condiciones en que se hallaba el edificio. Un grupo de seis jubilados acompañó al comisario Abboud hasta el juzgado de Instrucción a comunicarle las novedades a la la dra Marcela Quintana, quien hace dos días ordenó a la policía que disponga de un dispositivo para permitir el ingreso al personal de la Caja de Previsión Social, «sin el uso de la fuerza». La magistrada procedió a notificar los empleados para que se presenten a trabajar. La vocal por los pasivos, Susana Ruiz quien mantuvo una protesta frente a Casa de Gobierno, concurrió a su oficina pasadas las 11 horas.