secundario ChaltenEL CHALTÉN.- Un grupo de padres se presentó ante la Defensoría Pública de El Calafate para pedir que el estado provincial garantice el derecho a la educación de sus hijos, ya que a partir de junio la cooperativa encargada de realizar la limpieza en los establecimientos «dejará de brindar sus servicios ante la falta de pago» por parte del Consejo de Educación. Según relatan los padres la cooperativa Tami Aike los convocó a una reunión de la que también participaron directivos,  para comunicarles la decisión. Intiman al estado a que en el plazo de diez días cumpla con la petición. Los padres manifestaron que se encuentran «muy preocupados por la vulneración de los del derecho fundamental a la Educación que están sufriendo sus hijos e hijas» que concurren a la escuela Primaria Nro 59 «Los Notros», y al Secundario Nro 28 «Nancy Mabel Arco». Aclaran que la falta de clases «no solo responde a las sucesivas medidas de fuerza» de los maestros «por la falta de pago de sus salarios», y recuerdan que a comienzos de año «debieron suspender las clases porque no se renovó el convenio entre el Consejo de Educación y la Municipalidad de El Chaltén para contratar al personal de limpieza argumentando la falta de recursos económicos para tal fin». Agregan que luego, «ante la presencia de roedores en el edificio de la Escuela Primaria» producto de lo cual también se suspendieron las clases, fueron «los padres a través de la cooperadora quienes contrataron y pagaron a una empresa» las tareas de desinfección para poder reanudar las clases. En su presentación ante el Letrado Adjunto de la Defensoría Pública Oficial de El Calafate, dr Alvaro Aguado, los padres «intiman en el plazo de diez días al estado provincial y al Consejo de Educación, a que arbitren los medios para que los derechos de los alumnos y de toda la comunidad puedan ser ejercidos plenamente, brindando una solución a los problemas planteados en el presente acta, bajo apercimiento de incoar formal acción de amparo por la violación del derecho constitucional de los niños al acceso de la educación, y evitar perjuicios a nuestros hijos», exponen los padres. La cooperativa Tami Aike emplea a 11 personas, y tiene un gasto de 60 mil pesos mensuales «sólo en elementos de limpieza» , aclaran,  además de los sueldos del personal.