Foto: Delfi Rivas

Levantando campamento Foto: Delfi Rivas

RÍO GALLEGOS.- Luego de 35 días de acampe durante los cuales no hubo respuestas del gobierno y se profundizó el pago irregular de haberes, los jubilados decidieron volver a ingresar al edificio y pernoctar allí hasta obtener respuestas a su reclamo. Ayer el presidente del organismo, Ariel Ivovich, hizo declaraciones sobre la situación de la CPS y no dio fecha de pago de los haberes de abril, que debieron haberse cancelado la semana pasada. Ante esta situación y dada las circunstancias climáticas que ayer se presentaron con lluvias, viento, y bajas temperaturas, los Jubilados Unidos se apostaron nuevamente en la Caja de Previsión a la espera de definiciones respecto del pago de haber en cuanto al tiempo y la forma. Durante los 35 días de acampe en la vereda de la Caja de Previsión, la defensora oficial del adulto, dra Adriana Peralta, advirtió al ministerio de Desarrollo sobre «las condiciones infrahumanas» en las que los jubilados reclamaban, y advirtió sobre riesgos en la salud de los pasivos. Por su parte el organismo negó responsabilidades en los efectos sobre la salud fìsica y Psíquica de los jubilados, ni que se vulnerasen sus derechos. Desde la Secretaría de DDHH de la provincia a cargo de Horacio Pietragalla no hubo ni una sola expresión sobre el reclamo en la vía pública de los jubilados.