RIO GALLEGOS.- Los maestros de Santa Cruz debatirán hoy si retoman las medidas de fuerza ante la suspensión de las negociaciones salariales que mantenían con el Consejo Provincial de Educación y el Ministerio de Educación de la Nación. En el congreso que la ADOSAC realizará  en la ciudad de Las Heras, se evaluará las medidas a seguir si no continúa la paritaria salarial suspendida luego de la reunión del 12 de setiembre, en Buenos Aires.

Los docentes quieren que se modifique la propuesta salarial, se recuperen los días caídos por los más de 100 días de medidas de fuerza durante este año y se aborden titularizaciones y concursos docentes. Desde el Ministerio de Educación de la Nación aseguraron que las negociaciones continuarán «en base a la posición que adoptan los gremios y la contribución que haga el gobierno provincial para destrabar el conflicto».

El gobierno nacional de Mauricio Macri ofertó un incremento salarial de 8 por ciento en tramos, que concluirán en diciembre y cuyo financiamiento sólo será para 2017.El gobierno de Alicia Kirchner espera un nuevo desembolso del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, que acordó por 1.200 millones de pesos para este año. En octubre, el gobierno nacional deberá girar 250 millones de pesos, previo envío por parte de la administración santacruceña de la documentación que respalda el convenio suscripto en junio. Con esos fondos, el gobierno provincial espera tener menos complicaciones para el pago en tiempo y forma de los salarios de setiembre. Además de la discusión salarial, ADOSAC planteó inconvenientes edilicios en los establecimientos educativos de Río Gallegos y denunció «serias irregularidades» en el Instituto Católico de Educación Patagónica (ICEP), que abrió nuevos cursos y cuenta con una matrícula que se incrementó de 1.200 a 2.600 alumnos este año. «La falta de previsibilidad, la inoperancia y la desinversión en materia edilicia conllevan a situaciones de desconcierto y colapso institucional», denunciaron desde la filial Río Gallegos de ADOSAC. Argumentaron que las autoridades educativas «declaman su voluntad de que los alumnos regresen a las aulas, pero son incapaces de garantizar, a miles de niños y jóvenes en toda la Provincia, el inicio normal del ciclo lectivo».

Publicidad

Publicidad