RIO GALLEGOS.- La esposa de un comerciante asesinado el jueves, sus dos hijastros y la suegra de la víctima fueron detenidos el fin de semana como presuntos autores intelectuales del crimen, informaron fuentes policiales. En un principio, el homicidio era investigado como una «entradera» pero en las últimas horas el caso se centró en el círculo íntimo del hombre, identificado como Vicente Maillo (59). Fuentes policiales informaron que la jueza penal Marcela Quintana dispuso la detención de la esposa del comerciante, llamada Silvia Reyna; los hijastros José y Luis Maillo y la suegra de la víctima. El titular de la Unidad Regional Sur de la Policía santacruceña, comisario mayor Luis Águila, confirmó a Télam que las detenciones fueron realizadas durante diversos allanamientos en los domicilios de los familiares. El hecho ocurrió el jueves último por la mañana en la vivienda ubicada en Corrientes 83, a una cuadra de la comisaría segunda de la ciudad, mientras Maillo se encontraba en el dormitorio del primer piso de la propiedad. De repente, un hombre interceptó a la esposa cuando llegaba a la casa, la maniató y luego subió a la planta alta, donde por razones que se investigan acuchilló a Maillo. Dado que el presunto ladrón escapó sin robar ningún elemento de valor, los detectives orientaron la investigación en el círculo íntimo del hombre asesinado. Las fuentes agregaron que la Policía procuraba esta tarde detener al autor material del homicidio, quien podría haber sido contratado como sicario. El comerciante era dueño del bazar «Doña Ana» y de «Casa Maillo», donde trabajó desde chico con sus padres, y por eso era muy querido en la comunidad de Río Gallegos. Desde distintos sectores manifestaron su repudio al hecho, en tanto que en la sesión de la Legislatura provincial se realizó un minuto de silencio en su memoria. Asimismo, un amigo de Maillo que compartía con él la pasión por el ciclismo publicó una carta en la que contó que el comerciante había comprado como regalo sorpresa de fin de año un viaje al Caribe para todos los empleados de sus dos locales.

Fuente: Télam