RIO GALLEGOS.– En el Centro de Atención Infantil, se realizó el lanzamiento oficial de la campaña antigripal 2018, y se confirmó que la dosis ya se encuentra disponible de manera gratuita en todos los hospitales, vacunatorios, dispensarios y centros de salud de la provincia.

La vacuna contra la gripe debe aplicarse todos los años a las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones. Este grupo está formado por los niños de entre 6 y 24 meses de edad inclusive; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación; las puérperas dentro de los 10 días posteriores al parto si no la recibieron durante el embarazo; los mayores de 65 años y  el personal de salud.

También deben recibir la vacuna en forma gratuita pero con una orden médica las personas de entre 2 y 64 años con enfermedades cardíacas, respiratorias o renales, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otros. Cabe señalar que los niños de 6 a 24 meses deben recibir 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas.

La Ministra de Salud señaló que el lanzamiento de la Campaña Antigripal 2018 se realizó en conjunto todas las provincias del país y que el objetivo es aumentar las coberturas en la población. Además agregó que el año pasado se aplicaron 63 mil vacunas, superando los indicadores del 2015 de 45.000 vacunas: “Es importante que los grupos de riesgo se vacunen, vacunas hay y están distribuidas en todas las localidades” finalizó la funcionaria.

Publicidad

Publicidad

García  solicitó especialmente a los grupos de riesgo, que asistan a los centros de vacunación que están provistos de vacunas.

¿Qué es la gripe?

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Al igual que otras infecciones respiratorias, se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

Esta enfermedad se manifiesta con fiebre mayor a 38ºC, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular; y malestar generalizado. En los niños pueden presentarse también problemas para respirar, vómitos o diarrea,  irritabilidad o somnolencia.

Los síntomas gripales suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.